Las sectas políticas españolas dispuestas a sacrificar a toda la población para mantener su régimen feudal

Observo estupefacto todo lo que está ocurriendo a nuestro alrededor y me cuesta comprender por qué nos está pasando todo esto: un desastre tras otro, una caída tras otra, una decepción seguida de otra más...

Quizás la respuesta esté en nuestra indolencia, nuestra pasividad y el desinterés que ha entregado a unas sectas nuestro futuro.

En unos días nos rescatarán completamente sin paños calientes, ni anestesia y ni siquiera las trampas semánticas podrán salvarnos de lo que se avecina.

Cada día le echas un vistazo a la actualidad y te dan ganas de llorar. Las sectas políticas que robaron hace tiempo la democracia a su verdadero dueño, el pueblo, están dispuestas a sacrificar a toda la población con tal de poder mantener su status de corrupción, de latrocinio y de iniquidad. Saben que no pueden permitir que una crisis acabe con su sistema de castas, de clientelismo, de pesebres y parásitos que los encumbran y mantienen y a los que no pueden perder porque se les vendría el chiringuito abajo.

Esta gente está dispuesta a seguir recortándole a toda la población lo que ya no tiene, pero no moverá un dedo para eliminar recortar los dispendios, despilfarros, injusticias o las factorías de latrocinio que mantienen a nuestra costa para seguir viviendo a cuerpo de rey, mientras la mayoría de la población se desespera diariamente para llevarse algo a la boca o mantenerse en su vivienda.

La pregunta que siempre me hago es por qué se presentan a las elecciones los unos y los otros si siempe hacen lo mismo: actuar en contra del resto de los ciudanos. La respuesta cada día la tengo más clara y es que esas elecciones son una pantomima para que creamos que vivimos en democracia, para que imaginemos que somso un país avanzado y para que no pensemos demasiado y descubramos la cruda realidad de un régimen feudal opresor e injusto que sólo favorece a una casta, la política.

A la población la van manteniendo mansa con distintos placebos que les hacen pensar que son felices. El de ahora se llama Eurocopa 2012 de Polonia y Ucrania, después vendrá el denominado Juiegos Olímpicos 2012 y más tarde la liga 2012-2013. 

De momento esos placebos ejercen su función letárgica a la perfección, pero me temo que llegará un día en el que ni siquiera los placebos serán eficaces y los bellos durmientes y mansos de espíritu se darán cuenta del engaño. Espero estar ahí para verlo.

La imagen la encontré en no sé dónde y no sé cuándo, pero me gustó y la guardé. Siento no haberme quedado con más datos.



No hay comentarios: