El juez Castro no imputa a la infanta Cristina en el caso Urdangarín para no estigmatizarla

He de confesarte al comenzar a escribir estas líneas que empiezo a sentir asco y náuseas al comentar, opinar o dar mi punto de vista sobre todos estos temas relacionados con la política, la justicia y la manipulación en este país tan extraño.

La noticia en sí nos cuenta que el juez Castro, encargado del caso Urgandarín, de presunto saqueo y latrocinio de las arcas públicas al por mayor, ha decidido no imputar a la infanta Cristina para no estigmatizarla gratuitamente.

En España se pueden cometer todo tipo de delitos, crímenes y desmanes, siempre que seas un no estigmatizable. 

¿No decía repetidamente en los últimos meses el padre de la interfecta que la justicia debería ser igual para todos?

¿Por qué no se dejan de marear la perdiz y cambian de una vez la Constitución para adaptarla a la realidad? Ahí donde dice que todos los españoles son iguales ante la Ley, deberían añadirle "menos los que son diferentes"

Según ha trascendido del caso del yerno del Rey, la infanta Cristina era propietaria del 50% de la sociedad que  presuntamente robaba a espuertas fondos públicos, pero como no puede ser estigmatizada, no tiene que preocuparse.

No me voy a extender mucho más, pero insisto en lo que he repetido en más de una ocasión: Hasta que en este país no exista una ley electoral justa, una división real de poderes que contemple una justicia independiente y una verdadera igualdad de todos y cada uno de los ciudadanos ante la Ley, podremos disponer de Iphones, Ipads, Smartphones, TDT, satélites y demás adminículos del siglo XXI, pero el régimen español seguirá en el medievo y las castas dominantes continurán en sus respectivos feudos repartiendo arbitrariedad a manos llenas.

Me entero ahora que el diario El País se ha vuelto monárquico de repente y este cambio a cabreado a muchos de sus lectores. Vivir para ver. 


La imagen del marido de la no estigmatizable, la encontré en La Información.

No hay comentarios: