La prima de riesgo se dispara en España y la Bolsa se pega otro batacazo. Se olfatea el peligro

España se encuentra en el filo del abismo y su Gobierno está decidido a seguir dando pasos al frente para despeñarse cuanto antes. En la sesión de ayer la prima de riesgo alcanzó los 372 puntos básicos con respecto al bono alemán y colocar nuestra deuda ya exige el pago de un 6.18% en intereses para los valientes inversores que quieran arriesgarse a comprar parte de nuestra ruina.

Para que te hagas una idea, los expertos y la lógica indican que los 400 puntos son el límite para ser intervenidos porque en ese momento la colocación de deuda sería muy complicado y una ruleta rusa para los inversores que empezarían a dudar si al final cobrarán o no, ante el presumible rescate. Los casos de Grecia, de Irlanda y de Portugal están muy presentes y nosotros somos los siguientes. Italia estaría ya calentando por la banda para ocupar nuestro puesto, una vez hayamos caído al abismo.

Se ha llegado a este punto porque el Gobierno que padecemos no ha hecho otra cosa que despilfarrar lo que tenían y lo que no tenían y se han seguido endeudando hasta el límite y no paran porque cada pocos días tienen que colocar nueva deuda que únicamente es otro clavo más para el ataúd de nuestra economía.

De boquilla de todos los iluminados, llevamos años saliendo de la crisis, viendo brotes verdes, vislumbrando el final del túnel, pero en la práctica cada día que pasa es una jornada menos que queda para el abismo de la intervención.

Algunos piensan que los mercados son algo así como monstruos legendarios que desde el más allá piden más y más sacrificios humanos, más doncellas vírgenes para aplacar sus iras, pero la realidad es terca y los inversores y depredadores financieros colocan su dinero donde piensan que va a tener mayor rentabilidad. Si un país le paga un 6% de intereses es mucho mejor que si les pagan el 3%. Es la ley del mercado, justa o no, pero es la que hay.

Metidos en l metáfora de los seres milenarios, quizás sería conveniente entregarles algunos estafadores, ladrones y miserables que han despilfarrado en las Cajas y en los Bancos, han estafado al contribuyente, que con su dinero ha tenido que acudir en su rescate a punta de decreto ley.

Quizás si metieran en la cárcel a todos los responsables de esta gran estafa y que pagaran con su patrimonio todo lo que se han llevado, los monstruos se calmarían un poco, pero también es una quimera.

Una de las primeras medidas que debe tomar el nuevo Gobierno es procesar a todos estos mangantes e intervenirle todo su patrimonio. Sería después de ese momento cuando tendrían algo de credibilidad para poder pedir algún sacrificio al resto de ciudadanos. Mantener a ladrones, parásitos, golfos y estafadores con el dinero de todos, no creo que le guste mucho a la ciudadanía y en cualquier momento pueden comenzar a mirar los precios de lanzallamas en Ebay.

La Bolsa española también se pegó un buen batacazo ayer. Perdió más de un 3% y sigue bajando. En el programa que realizo y presento sobre Economía y Bolsa, los analistas que intervienen siguen insistiendo en que ahora mismo España no es el lugar más recomendable para colocar nuestro dinero, pero todos estos consejos, el inversor medio se lo pasa por el forro y prefiere seguir perdiendo su pasta en España que ganarlo fuera. Una actitud extraña que nunca llegaré a entender.

A todo esto seguimos de relax veraniego. Sigue haciendo mucho calor, pero este año lo llevamos bien.

Actualización: A primera hora de la mañana la prima de riesgo ha superado ya los 400 puntos básicos. En este enlace puedes seguir las evoluciones de la prima de riesgo española. En definitva, nuestro camino hacia el abismo.

La imagen pertenece a una aerografía de Fernando Álvarez Charro titulada Sueños de la infancia que encontré en Artelista.

No hay comentarios: