El primer día de la era post Bin Laden

Unas cuantas horas después de la acción militar que acabó con Osama Bin Laden son suficientes para digerir toda la información que llega por diversas fuentes y de forma más sosegada analizar lo sucedido.

A mi me parece muy bien que se liquide a un terrorista. A fin de cuentas no son más que alimañas que quieren acabar con la humanidad escudándose en ideas o planteamientos que en ninguno de los casos deberían contemplar la muerte, el atentado y los asesinatos como parte del camino para la consecución de sus fines. A pesar de algunas voces críticas con la acción, creo que Estados Unidos ha actuado correctamente. A todos los asesinos, terroristas y demás alimañas que se han convertido en enemigos de toda la raza humana hay que erradicarlos de este planeta y cuanto antes mejor.

No he parado de leer detalles del asalto al bunker-mansión de Bin Laden y me parece curiosísimo que el tío más buscado en todo el mundo viviera en una mansión en una ciudad de algo más de 100.000 habitantes sin que lo localizaran antes. Como encontré en algún medio, "la mejor manera de esconderte de una manada de elefantes es meterte en la propia manada".

Las mentes conspiranoicas no han tardado ni un segundo en alimentar sus teorías sobre Bin Laden. El hecho de que no haya fotos, no haya vídeos o que lo hayan enterrado en el mar, da pie a muchas conjeturas, pero creo que tampoco hay que rizar el rizo. Supongo que habrá fotos y vídeos del cadaver, tendrán la seguridad de que el muerto era Bin Laden y sabrán muy bien lo que hacen. A mi me sirve lo que ha trascendido. Al margen de algunos detalles, creo que está más que justificado lo que han hecho.

Ahora comienza la era post Bin Laden y empieza llena de incógnitas sobre si tendrá un sucesor, si la banda de malhechores y miserables seguirán adelante con sus crímenes y si a partir de hoy la humanidad podrá sentirse más segura o sólo será un descanso ante una ola posterior de crímenes injustificables.

El cineasta Michael Moore, azote del Gobierno USA, ha comentado en Twitter que todos los constructores y empresas que se beneficiaron de las intervenciones militares que perseguían a Bin Laden y sus acólitos, deberían erigirle un monumento por todo el dinero que les ha hecho ganar. Y no le falta razón. Aunque eso seguramente formará parte de muchas de las historias que nunca llegaremos a conocer.

A partir de hoy veremos qué nos depara esta nueva era sin el mayor terrorista de todos los tiempos.

La imagen es uno más de los fotomontajes que se han realizado sobre la muerte de Bin Laden y su posterior entierro en el mar. Ésta la encontré en Bristones. Aunque hay muchísimos más.

5 comentarios: