El Paro no deja de crecer. Marzo nos trae otros 36.000 nuevos dramas

A comienzos de cada mes el Gobierno nos ofrece el dato manipulado, falso y lleno de trampas sobre el número de desempleados del mes anterior.

Lamentablemente es una cifra que nos entra por un oído y nos sale por el otro. Ya lo vemos como los números de la lotería y, a no ser que nos toque, nos da exactamente igual.

A la cifra falsa, debes sumarle otros 500.000 parados que tienen escondidos debajo de la alfombra y que mediante trucos de magia desaparecen de las listas y no cuentan, aunque siguen estando parados. El Gobierno hace magia y consigue este tipo de sortilegios extraordinarios.

No te voy a contar aquí el típico rollo de lo mal que está todo y que el Gobierno o Gobiernos que padecemos son de lo peor. Ya te lo he contado muchas veces y hasta me aburre a mí mismo escribirlo, de modo que supongo que a ti te leerlo, no te resultará muy divertido.

Siempre he intentado ponerme en la piel de las personas que sufren y por eso siento mucho cada caso. Salvando las distancias, lo paso también muy mal cuando un deportista que está en el mejor momento, ve truncada su progresión o su carrera por una lesión y pierde todo lo que había conseguido.

Tal como está el patio ahora mismo y con una situación económica casi de guerra, en estos momentos caer en el desempleo es algo similar a una gravísima lesión en un deportista, con el agravante que en muchos de los casos, sobre todo en el de las personas más mayores, nunca se regresa a la competición.

El caso del desempleo en nuestro país tiene además algunas connotaciones muy curiosas porque están los parados de primera categoría y los de segunda. Los unos cobran subsidio de desempleo y los otros viven del aire. En el caso de los primeros, todavía existe algo de esperanza, a los segundos no les queda ni eso.

El Gobierno o Gobiernos que tenemos siguen centrados en el motor económico del país, para ellos, la corrupción sostenible. Hoy, si se aclaran con la informática conoceremos los 50.000 folios del sumario del caso Gürtel. Creo que ni el asesinato de Kennedy ocupó tantos folios.

Llevamos meses y años inmersos en una crisis brutal y los que administran nuestros intereses viven y obran como si no fuera con ellos, endeudándose hasta las cejas, despilfarrando a manos llenas y viviendo opíparamente a costa del sufrimiento de los demás que se las ven y se las desean para poder subsistir.

Hoy llegarán muchas órdenes de desahucio. A otros les llegará la notificación de corte del suministro eléctrico y otros se quedarán sin agua porque deben varios recibos y no tienen ninguna posibilidad de pagarlos.

Si viviéramos en una verdadera democracia, los defensores de los trabajadores ya se habrían movilizado y le hubieran puesto las peras a cuarto al Gobierno de turno, pero como vivimos en una extraña ficción en donde todo lo blanco es negro y lo negro, blanco, los representantes de los trabajadores defienden al Gobierno en contra de los trabajadores.

España es un país de indolentes. De amebas en hibernación. De vegetales conectados a un televisor y de tontos del pueblo que cuando lleguen las elecciones votarán a los que siempre les engañan.

Pero, no hay que preocuparse. Esta noche hay partido de Champions y mañana estará todo arreglado.

La imagen la encontré en Navarretense. La imagen tiene firma, pero no consigo verla. Si te suena de algo, me lo dices y lo enlazaré aquí como se merece.

2 comentarios: