Barcos del Futuro

Si vives en Tenerife comprenderé que no puedas leer esta entrada. Tras el enésimo apagón que se ha vivido en la isla merced a políticos de garrafón y compañía/as eléctricas de todo a cien, es lógico que tu ordenador se haya quedado ciego y mudo.

Pero vayamos a lo nuestro que estas líneas no tienen nada que ver con impresentables y mediocridades de distinto pelaje, trata de todo lo contrario.

Este fin de semana me ha entrado de nuevo la fiebre de los documentales y llegué a una página en la que se podían ver cientos o miles de ellos. Entré en el apartado de ciencia y elegí uno sobre tecnología futura y barcos y me quedé gratamente sorprendido con lo que vi.

La línea maestra de los nuevos prototipos de embarcaciones, ya sean grandes, pequeñas, de recreo o comerciales, es la utilización de energías limpias, llegando al extremo de algunos de los nuevos navíos presentados que funcionan con el 100% de energía renovable.

Su diseño y aprovechamiento energético se basa en las observaciones detalladas de algunas aves que, como el Cormorán, aprovecha en sus desplazamientos el 93% de la energía de corrientes de aire y viento.

La velocidad es otro reto que se ha superado. Cascos especialmente diseñados para danzar entre las olas y elementos aerodinámicos y piezas móviles permiten duplicar o triplicar las velocidades actuales.

La tecnología se ha puesto enteramente al servicio de los diseñadores y, de este modo, podemos ver ya un ingenio similar a un delfín, en el que los usuarios podrán maniobrar, interactuar y vivir las experiencias de los cetáceos.

Barcos de vigilancia y observación totalmente autónomos y sin tripulación y engendros más parecidos a las creaciones de Julio Verne completan este documento que apunta algunas ideas y muestra ya algunos prototipos de lo que veremos en los próximos años.

Estoy buscando algo similar sobre aviones. Llevamos más de 100 años desde la creación de los hermanos Wright y seguimos volando a bordo de máquinas que no han variado sustancialmente su aspecto en más de un siglo: un cilindro hueco, dos alas a los lados y poco más.

No te voy a contar más. No hay un asesino o una trama que desvelar, pero lo que yo te pueda contar en texto es sólo una milésima parte de lo que puedes ver en este documental.

Si usas Firefox, puedes añadirle el add on Ilimitux y, de este modo, podrás saltarte todas las limitaciones que ponen algunas páginas. Podrás ver enteros los documentales y seguir disfrutando sin interrupciones las maravillas de documentos audiovisuales que circulan por la red. Si usas Explorer, mi más sentido pésame. Para otros navegadores, supongo que habrá también soluciones.

La imagen de una de las instantáneas del documental es una captura que hice sobre la marcha.

3 comentarios: