Indignaciones

Si tuviera que definir con una palabra lo que siento ahora mismo y desde hace tiempo, ésta sería indignación. Indignación por todo lo que está pasando en Haití, lugar en el que bien por unos o por otros, la muerte, la injusticia y la desolación se ha instalado en el país caribeño.

El ser humano, ancestralmente solidario, se vuelva en ayudar en todas las catástrofes, pero ese subgénero humano de políticos profesionales está ahí siempre al quite para que esas grandes obras de millones de personas en todo el mundo se queden en nada y los depredadores de votos de incautos siempre se salgan con la suya.

Ayer estuve leyendo una comparativa sobre ADSL y la indignación que siento sobre este capítulo siniestro de la historia de España, sólo se ve atenuada por el paso del tiempo y la impotencia que sentimos ante tales canalladas.

España es el segundo país de Europa con peores conexiones a Internet. Y no sólo eso, porque si contratas una velocidad determinada, en el mejor de los casos te dan la mitad, aunque sorprendentemente no te rebajan el precio. España ofrece bazofia en ADSL con velocidades que causan sonrojo. Pero a todo el mundo le parece bien. Supongo que por eso siguen con las tomaduras de pelo del monopolio que quieren vendernos como el paraíso de la competencia.

Es la picaresca española que está tan instalada en el país que ahora ya la practican las grandes empresas para emular al Buscón llamado Don Pablos, al Lazarillo de Tormes o la Pícara Justina. Es el mundo de los trileros corporativos. Hablamos de ADSL, pero ocurre lo mismo con la banca, las petroleras, las inmobiliarias, las eléctrica, las constructoras o cualquiera que te pase por la cabeza.

Lo de la SGAE y sus secuaces, dentro y fuera del Gobierno, ya ha pasado de castaño oscuro y lógicamente los afectados estamos luchando con uñas y dientes para que no nos roben con el impuesto revolucionario ni nos traten como esclavos.

El Ministerio de Justicia está dando algún que otro paso con la ministra de Cultura, su nombramiento ilegal y sus relaciones con una de las partes a las que favorece abiertamente. También la Fiscalía anticorrupción está tomando medidas contra esa trama mafiosa que recauda dinero a espuertas y lo reparte de un modo tan extraordinario. ¿A quién le han dado los 10 ó 12 euros que le cobraron ayer de más a Juan Nadie al comprar un disco duro?

¿Tienen videntes y ya saben lo que va a hacer Juan Nadie con el disco duro y conocen fehacientemente si se va a descargar algo protegido y de qué autores se los va a descargar?

En Informática, el Gobierno ha dado un nuevo paso, tras entregarse a los brazos de Microsoft con dinero público. Ha materializado una de sus demagogias y ha entregado 400.000 ordenadores a los alumnos. La noticia es buena, pero sería mucho mejor si contuvieran algo dentro. Están vacíos y como mucho sirven para calzar alguna mesa que cojee. Sería sencillo instalarse software libre con un coste mínimo, pero esa solución es demasiado sencilla y eficaz como para que la tengan en cuenta.

No me olvido de Canarias. Estoy detrás de algo más de información sobre la supuesta estafa de UGT en las islas. Fundescan mantenía una serie de proyectos relacionados con el empleo y la formación a través de ayudas y subvenciones que llegaban de varias instituciones. El dinero se empleaba para mantener 160 puestos de trabajo, las actividades y todos los cursos, pero sorprendentemente entran en quiebra y anuncian un ERE que echa a la calle a todo el personal.

El dinero estaba ahí y ya no está. De modo que algún miserable se lo ha llevado. En cuanto sepa algo más, te lo contaré con pelos y señales. El sindicato gubernamental UGT, no contento con hacer de limpiabotas del Gobierno y recibir las subvenciones por no hacer nada, hacen desaparecer también el dinero. Supongo que habrá algún responsable, a no ser que haya tanta gente implicada que para que la corrupción no salpique a mucha gente, se vayan tapando las vergüenzas unos a otros. Ya veremos.

Llevo un tiempo con el tema y allá por donde voy me alertan de otro chiringuito parecido, Funcatra, al que tengo ahora en observación.

El Gobierno de Canarias, fiel a su principio de favorecer a los de su secta, vuelve a preparar un nuevo golpe de mano contra los ciudadanos. Querían construir un puerto en Granadilla de Abona para que sus colegas pudieran hacer negocietes, pero diversos tribunales echaron atrás la construcción porque los ecologistas denunciaron que destruirían especies protegidas.

La solución es de manual. Aparece en el primer curso de corruptocracia avanzada: se saca una nueva Ley que reduzca significativamente a las especies protegidas, algunas de las cuales, curiosamente se encuentran en la zona de Granadilla donde se iba a construir el puerto.

La imagen la encontré en Rcci.

No hay comentarios: