Una curiosa sentencia condena a la cárcel a dos periodistas de la cadena SER

Tal como te comenté en un artículo anterior, la frecuencia de actualización del blog, sería algo menor durante estos días, pero me gustaría reflexionar sobre una sorprendente sentencia que ha condenado a dos periodistas de la cadena SER a 21 meses de cárcel y al pago de una multa de 30.000 euros y a una indemnización de 130.000 euros y la inhabilitación para ejercer como periodistas o directores de medios de comunicación durante el tiempo que mantengan su privación de libertad. De modo que en el periódico de la cárcel tampoco podrán trabajar ni colaborar.

He intentando plantear la sentencia del juez desde distintos ángulos, pero no he encontrado por donde hincarle el diente, porque parte de una afirmación errónea, que Internet no puede considerarse un medio de comunicación.

A partir de ahí es difícil, por no decir imposible, estar de acuerdo con el juez. Quiero creer que ha intentado ir más allá en su sentencia y buscar e incluso encontrar la piedra angular que andamos buscando muchos hace tiempo y que vendría a responder a la pregunta si un blog es un medio de comunicación. El magistrado ha ido incluso más allá y ha incluido Internet al completo.

Quizás hace unos años, esta aseveración pudiera tener algún tipo de fundamento, pero en el año 2009, casi 2010, en pleno siglo XXI, donde una gran parte de la población se informa a través de medios digitales, que no compra diarios de papel y que se "comunica" casi sólo y exclusivamente a través de la Red, suena un tanto surrealista.

La cadena SER lógicamente también se hizo eco de la información. Es curioso observar como la sentencia ha puesto de acuerdo a periodistas y medios de distinta procedencia y condición para mostrar el desacuerdo. Algo al menos vamos avanzando. No todo está perdido.

Además la información a la que hace alusión la sentencia, es precisamente eso mismo: información. Y además veraz y contrastada, aunque la publicación de todos y cada uno de los nombres entra dentro de otro capítulo que es sobre el que el juez ha cargado en la sentencia.

Muchos nos quejamos y denunciamos sobre la pérdida de libertad de información, pero casi nadie pensaba que los tiros nos llegarían desde otras trincheras, aunque en este asunto quizás la legalidad esté mucho más cerca que la limitación de un derecho que tenemos todos a informar y ser informados.

En la imagen, Rodolfo Irago y Daniel Anido, los dos periodistas condenados. Desde este humilde blog, les expresamos nuestras condolencias por haber tropezado con un juez tan sorprendente y también todo nuestro apoyo y solidaridad con ellos. Es de esperar que conforme el asunto siga pasando de tribunal en tribunal, tras los correspondientes recursos, el caso se irá adecuando mucho más a lo que debería ser una sentencia contra un medio de comunicación, incluido Internet. La encontré en Intereconomía.

9 comentarios:

Carlos dijo...

No me sorprende mucho. ¿Qué quieres que te diga?

El desconocimiento de Internet es tan grande como su tamaño.

Anónimo dijo...

Jurisprudencia y precedente:
Jueves, 4 de marzo de 1999
La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha condenado al periodista Cristóbal Domingo Peñate Déniz a la pena de un año de prisión y a la inhabilitación para el ejercicio de la profesión durante otros 12 meses.
Peñate, de 37 años y padre de dos hijos, deberá indemnizar también con dos millones de pesetas a dos reclusos enfermos de sida de la prisión de Salto del Negro (Las Palmas), pero no ingresará en la cárcel por ser la pena inferior a dos años y no tener antecedentes penales.
Este es, en resumen, el fallo de la Sala Segunda del Tribunal Supremo en el que ha actuado como ponente el presidente de la misma, José Jiménez Villarejo.
Este magistrado, al igual que los otros dos que componen la Sala, Luis-Román Puerta Luis y Adolfo Prego de Oliver y Tolivar, han condenado al periodista «como autor responsable de un delito de revelación de secretos», a raíz de un breve artículo publicado en el Diario de Las Palmas, del que Cristóbal Domingo Peñate es colaborador.
Un artículo que no iba firmado por él, sino que fue incluido en la sección La Zaranda, el Semáforo del citado rotativo bajo el seudónimo colectivo de El Ronco, tal y como reconocen en su sentencia los miembros de la Sala de lo Penal. Sin embargo, Cristóbal Domingo Peñate sí publicó la identidad de los dos reclusos, que no eran precisamente personajes de interés general y, como pone de manifiesto la sentencia, se produjo una «lesión del derecho a la intimidad de dos personas, mediante la ruptura de datos incluidos en un registro informático».
El artículo, titulado Sida, cocina y cárcel, decía así: «En la prisión provincial de Salto del Negro corre el rumor insistente de que hay al menos dos presos con sida que están destinados en el servicio de cocina, con lo que la alarma entre los internos y los funcionarios está creciendo. Este periódico ha tenido acceso a un listado de reclusos con destino específico en la cocina del centro pemitenciario y a otro con el nombre de los internos que padecen Sida. En ambas listas se repiten dos nombres: J. M. G. S., nacido en Gáldar el 21 de agosto de 1965, soltero y camarero de profesión, con varios ingresos y dado de alta en la cocina el 10 de octubre de 1993, y J. O. G. M., nacido en Las Palmas de Gran Canaria el 25 de enero de 1972, soltero y condenado por violación, dado de alta en la cocina el 21 de diciembre de 1995».
La noticia concluía así: «Si estos datos se confirman (y ya se sabe lo difícil que es hacerlo por la vía oficial ya que hay datos, como los del sida, que son confidenciales, así como los de cocina, que se consideran de régimen interno), la dirección debería tomar medidas urgentes para evitar posibles contagios de tal enfermedad».
La Sala Segunda del Supremo ha considerado como eximente tipificado en el artículo 20 del Código Penal el hecho de que «está fuera de toda duda que la situación sanitaria de los establecimientos penitenciarios es un tema que interesa a la opinión pública y sobre el que esta opinión tiene derecho a estar informada». Pero advierte al mismo tiempo de que «la justificación no es plena, por lo que la antijuricidad típica de la conducta no puede reputarse desaparecida aunque sí considerablemente atenuada».
La Audiencia Provincial de Las Palmas había absuelto al periodista del delito de revelación de secretos el 15 de noviembre de 1997. Pero el Ministerio Fiscal interpuso recurso de casación ante el Tribunal Supremo el 16 de julio de 1998. Recurso que, tras ser admitido a trámite, ha sido resuelto ahora por el Supremo condenando al periodista Cristóbal Domingo Peñate al delito ya mencionado y a la inhabilitación para ejercer la profesión durante un año.
La defensa del periodista interpondrá ahora un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, según anunció el abogado de Cristóbal Domingo Peñate.
El recurso no fue admitido a trámite en el Auto nº 298/2000 de Tribunal Constitucional – Sección Cuarta, de 13 de Diciembre 2000

Anónimo dijo...

Para mi la decisión del Juez es correcta. No era necesario publicar los nombres de las 78 personas para dar más veracidad a la historia, ni dicha veracidad dependía de la publicación e los nombres.

Esos nombres se obtuvieron de una persona y deberían haberlos guardado en secreto u no cederlos a Ser.com, un tercero, para que los publicara. Son datos que incluyen la afiliacion politica, nombres y direcciones, y esas 78 personas tienen intacto su derecho a la privacidad que SOLO un juez puede quitar, y no un periodista; al igual que una web de enlaces tiene qye cerrarla un juez y no la Sgae.

Es una cuestión de derechos civiles, nada más.

Por la misma regla de tres, yo podría hacerme con la lista de morosos de mi barrio obtenida de "alguien" y publicarla en el periodico donde trabajo, por considerar que es de interes social quien no paga la contribución al ayuntamiento y va por ahí con un mercedes.

No puerdo hacerlo, y los de la SER tampòco podía publicar los nombres.

**No me cabía todo en el post anterior y por eso he escrito este.

Aclaro que no soy del PP, me da asco el PP, pero defendere los derechos civiles de la gente, de TODA la gente.

Fran J. Saavedra dijo...

Anónimo, lo de Cristobal Peñate me ha dejado de piedra. No conocía la historia. Por aquella época yo andaba del tingo al tango por el mundo y no paraba mucho por las islas.

Sobre la sentencia de la SER, mi opinión está más centrada en el curioso giro que el juez le da a Internet en sus conclusiones.

Tal como dices, es lógico que se preserven la intimidad de los ciudadanos. Aunque seguramente suscitará controversia el hecho en el que no entro.

Gracias por los comentarios.

Saludos

Anónimo dijo...

Gracias por contestar. Ese curioso giro, s edebe a que cuando la ley se hizo, Internet no estaba, y hace que haya que tener todavía más cuidado. Piensa en el tema del chico de Tenerife, ese que le llamaron de todo y que su foto llamándole asesino ha circulado or todo el mundo y que luego nada de nada. Internet es más que un periódico de papel y una emisora de radio. Si estás en Australia, te enteras al minuto, y por tanto, una metedura de pata no hay dios que la remedie.
Yo creo que el Juez sabía bien lo que decia. Internet es cojonuda, pero también puede ser terrible en caso de un error, y si hubiera habido UNO solo de esos 78 equivocado,...en fin, creo que comprendes las implicaciones.

A mi lo que me fastidia es la campaña mediática lanzada a desacreditar una sentencia bien fundada en el artículo 197 del CP sobre revelcion de secretos, sobre la que hay precedentes del TS (Jurisprudencia) y que se basa unica y exclusivamente en publicar datos privados innecesarios que no aportan nada sustancial a la veracidad del hecho.

Se han pasado de frenada.

La cuestión es que en España no estamos acostumbrados a que le gente defienda en los tribunales sus derechos civiles básicos.

Y el más básico de todos, es que los derechos civiles solo te los quita un juez, y no un periodista.

Los han condenado unica y esclusivamente por eso, y les tira de las orejas por Internet por que Internet es universal, y hay que tener mucho cuidado cuando s emete la pata, porque entonces...a ver quien lo remedia.

Saludos y un abrazo.

Manuel

Fran J. Saavedra dijo...

Manuel, tu argumentación me ha dado que pensar.

Tienes en todo razón. Creo que las críticas se han centrado mayoritariamente en el trato que le han dado a Internet en la sentencia. En muchas informaciones se ha obviado o soslayado el hecho en sí. Incluso en el artículo que escribí también me limité a criticar el uso que le da el juez a Internet que no lo incluye como medio de comunicación al uso.

Pero, centrándonos en la divulgación de los nombres, tienes toda la razón, aunque observo que hay una frontera demasiado nebulosa entre lo legal e ilegal que muchas veces difumina lo público de lo privado, lo de interés general o interés particular.

Tu reflexión me ha hecho pensar sobre el tema y algo de lo que apenas me preocupaba al escribir mis textos, procuraré tenerlo muy en cuenta a partir de ahora.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Si me permites, haré algo de conspiranoia, asi nos divertimos.
Hagamos historia. El Tamayazo. Vazquez y el control de agrupaciones locales del PP. Cambios de alcalde por temas internos de militancia. Posibles (reales por lo que se ha visto) afiliaciones irregulares al PP con objeto de controlar agrupaciones locales. Jaleo urbanistico, recalificaciones. Vazquez, Simancas en el horizonte gobernando, hay que impedirlo. Tamayazo.
Ese es el escenario. Una vez consumado el tamayazo y las segundas elecciones donde E. Aguirre se erige como presidenta, el PSOE queda paralizado, se da cuenta de que no parece tener caso jurídico que plantear y tanto Lopez Aguilar como Lopez Garrido aconsejan no hacer nada.

Pero tienen a la prensa, a Prisa, y por ahi lanzan de todo al PP y aún siguen haciéndolo. Andanada general. Algunos de esos obuses han dado en el blanco, pero en otros, como éste, la reaccion de 78 ciudadanos les ha dejado KO.

Fíjate bien en algo: Tienes la historia que es cierta, tienes la fuente que te admitiran que la mantengas en secreto (como asi reconoce la sentencia), tienes el testimonio de que en efecto, las maniobras de afiliación fueron irregulares, pero que en propio PP no hicieron caso de las denuncias internas...lo tenían todo...¿Lo ves?

Bastaba con decir: J.P.G, M.Q,H...y asi hasta 78.
Y tenemos la lista que vamos a poner en conocimiento del fiscal.

Eso les bastaba, Fran, era mucho más que suficiente, era un reportaje de premio.

Pero tenían que joder al PP publicando nombres de "peperos corruptos".

Y se olvidaron de que el calificativo "corrupto" lo pone un juez y no ellos...se olvidaron. Y cuando ellos lo dijeron, esos 78 NO ERAN corruptos porque ningún juez les había otorgado esa condicion ni condenado por nada. Por lo tanto tenían todo el derecho a su privacidad.

Pero eran "peperos", ergo no tienen derechos civiles y les vamosa dar hasta en el carnet de identidad.

Y publicaron los nombres.

Y ahora lloran. Encontrarán hombros donde hacerlo, estoy seguro.

Un abrazo.

Manuel

Fran J. Saavedra dijo...

Manuel, no es nada de conspiranoia. Es la realidad. No lo has podido expresar de forma más clarificadora.

Ya sabes como son los medios en este país. Unos disparan sobre los de una tendencia y los otros hacen lo propio con los contrarios. Verdadera independencia, lo que se dice, no es que destilen mucha.

Desde hace mucho tiempo, cuando leo informaciones de según que medios tengo que contrastarlas debidamente para empezar a creérmelas. Y PRISA, no es precisamente de los grupos más "independientes" que conozco.

Un abrazo

Anónimo dijo...

SALTA ARGENTINA, JUSTICIA CON UN JUEZ CORRUPTO LLAMADO JUEZ MARTIN FERNANDO PÉREZ
July 9, 2009
El lugar: Concesionario Biella, en Salta Argentina. Estaba esperando junto a otro que tenía los ojos tan rojos como la sangre, ido, fumao, raro, en ese momento llega un tipo flaco, canoso y con cara de lapiz. Entra como dueño de casa, pregunta cosas, se queda en el oficina, el fulano que estaba conmigo me dice: sabes quien es ese? Ese es el Juez Martín Pérez…” me quedé tranquilo porque yo iba a comprar un perrito para tener para ir a enseñar. El punto sigue hablando: “es un flor de tipo, es dueño de aqui, pero el turco aparece como dueño, pero es socio aquí, el Juez y el turco son amigos desde chico si te pones te larga en el acto, mirá mi amigo Ecar chorió un remise y lo asaltó al remisero, vine a hablar con el turco y lo largo en el acto, ahora traigo la propina para el boga, para este juez, aquí comprá tranqui que los autos vienen “limpios” aquí se arregla todo y son baratos” yo escuchaba y escucchaba nada ma´s “se está haciendo una casa – el juez – a todo culo en Tres Cerritos, es piola el vago. el deschave seguía y no sabía si irme o quedarme. “Mirá si sos amigo, salis, pero si te le cruzas a este, moriste te hace mierda. Pero de acuerdo a lo que me contó el Turco (Abdenur) ahora son socios, el Juez no puede aparecer en nada (el vago se dá otro saque) el flaco canoso sigue adentro viendo papeles según el tipo “el juez martín (fernando) perez, me contó “el turco la mujer lo hace mierda y cuando este se va a jugar al voley y desaparece por dias, dicen que es juez tambien de voley…” fueron solo 5 minutos y enteré de un poco más de roña en la Justicia de Salta Argentina y de un Juez llamado MARTIN FERNANDO PEREZ, DE UN JUZGADO PENAL DE SALTA, que según el vago su primo está en la Corte y es el dueño de un boliche donde venden droga. que justicia!!!! si, Justicia…. pero de mierda

Anónimo # 10. July 2009, 04:36

Anónimo writes:

Asi es, hay jueces que dan pena, en cambio lo teníamos al Dr. Gareca que denunció y procesó a políticos de salta y lo echaron, eso es lamentable y no que se diga quehay un juez que se llame Martín perez es carnero cuando se va con el equipo de rugby, o de voley…eso no es importante tampoco es malo que tenga un primo en la Corte ni que se venda droga en un boliche, SUBLIME, de PROPIEDAD su pariente, sino que tenga una concesionaria, Biella Automotores, donde se resuelvan las causa de los presos amigos comoe ese que nombra Equer o Eccar o como se llame. Pero si esto se enterase el Dr. Gareca, un Sr, Juez, creo que lo investigaría a Martín Perez y hasta lo denunciaría. Leo siempre las defensas del Dr, Garecay me quedo admirADO de su polenta, no afloje, que Martín Perez no tendría que ser Juez y Ud. tiene que volver.

21 de agosto de 2009 13:41
Anónimo dijo...
Lo del boliche Sublime en salta todo el mundo lo sabe que ahí corre la blanquita.... uh pero quien le pone los cascabeles a los Eckar /Armando) protegidos de por el dueño del boliche, si se dice que un Juez de la Corte de Salta es el dueño. Con razón cuando los testas del boliche tienen problema por cualquier asunto siempre salen de la cana sin estar ni un solo minuto. Si es droga que intervenga la Federal y no la Brigada. Y en cuanto al Juez Martín Pérez... ya sería una mafia ¿pero cómo se preuba eso?

21 de agosto de 2009 13:46
DIFUNDA ESTE COMENTARIO POR EL BIEN DE LA JUSTICIA UNIVERSAL. JUEZ CORRUPTO COMO MARTIN FERNADO PEREZ DE SALTA, NUNCA MAS!!!