Una curiosa sentencia condena a la cárcel a dos periodistas de la cadena SER

Tal como te comenté en un artículo anterior, la frecuencia de actualización del blog, sería algo menor durante estos días, pero me gustaría reflexionar sobre una sorprendente sentencia que ha condenado a dos periodistas de la cadena SER a 21 meses de cárcel y al pago de una multa de 30.000 euros y a una indemnización de 130.000 euros y la inhabilitación para ejercer como periodistas o directores de medios de comunicación durante el tiempo que mantengan su privación de libertad. De modo que en el periódico de la cárcel tampoco podrán trabajar ni colaborar.

He intentando plantear la sentencia del juez desde distintos ángulos, pero no he encontrado por donde hincarle el diente, porque parte de una afirmación errónea, que Internet no puede considerarse un medio de comunicación.

A partir de ahí es difícil, por no decir imposible, estar de acuerdo con el juez. Quiero creer que ha intentado ir más allá en su sentencia y buscar e incluso encontrar la piedra angular que andamos buscando muchos hace tiempo y que vendría a responder a la pregunta si un blog es un medio de comunicación. El magistrado ha ido incluso más allá y ha incluido Internet al completo.

Quizás hace unos años, esta aseveración pudiera tener algún tipo de fundamento, pero en el año 2009, casi 2010, en pleno siglo XXI, donde una gran parte de la población se informa a través de medios digitales, que no compra diarios de papel y que se "comunica" casi sólo y exclusivamente a través de la Red, suena un tanto surrealista.

La cadena SER lógicamente también se hizo eco de la información. Es curioso observar como la sentencia ha puesto de acuerdo a periodistas y medios de distinta procedencia y condición para mostrar el desacuerdo. Algo al menos vamos avanzando. No todo está perdido.

Además la información a la que hace alusión la sentencia, es precisamente eso mismo: información. Y además veraz y contrastada, aunque la publicación de todos y cada uno de los nombres entra dentro de otro capítulo que es sobre el que el juez ha cargado en la sentencia.

Muchos nos quejamos y denunciamos sobre la pérdida de libertad de información, pero casi nadie pensaba que los tiros nos llegarían desde otras trincheras, aunque en este asunto quizás la legalidad esté mucho más cerca que la limitación de un derecho que tenemos todos a informar y ser informados.

En la imagen, Rodolfo Irago y Daniel Anido, los dos periodistas condenados. Desde este humilde blog, les expresamos nuestras condolencias por haber tropezado con un juez tan sorprendente y también todo nuestro apoyo y solidaridad con ellos. Es de esperar que conforme el asunto siga pasando de tribunal en tribunal, tras los correspondientes recursos, el caso se irá adecuando mucho más a lo que debería ser una sentencia contra un medio de comunicación, incluido Internet. La encontré en Intereconomía.

9 comentarios: