Gran Canaria sigue liderando la cesta de la compra más cara de España

Volvemos de nuevo a ser campeones. Un mes más y van unos cuantos, Las Palmas de Gran Canaria vuelve a tener la cesta de la compra más cara de todo el país. Por contra, seguimos con los sueldos más bajos.

El Gobierno de Canarias, plagado de inutilidades en todas las áreas, sigue a lo suyo: cobrando sueldos, prebendas, ragalando dinero a sus amigos y familiares y tratando como verdaderos siervos de la gleba al resto de los ciudadanos.

Hay algunos datos de las cifras de la cesta de la compra que deberían sonrojar, avergonzar y, si alguno de sus miembros tuviera algo de decencia, presentar dimisiones inmediatamente.

Sólo un ejemplo: Canarias es considerada región ultraperiférica europea y por lo tanto recibe unas ayudas, conocidas como REA que persiguen conseguir que cualquier producto básico tenga el mismo precio en una capital de Europa que en una región alejada que sufre el encarecimiento del transporte, pero en Canarias ocurre todo lo contrario.

Se conceden esas ayudas, pero nunca llegan al consumidor que ve como los productos básicos cuestan muchísmo más en Canarias que en Madrid, Berlín, Bruselas o Londres.

Alguien o alguienes están escamoteando esas ayudas o las están robando directamente.

Ahora que el sistema feudal de comercio del que se beneficiaban algunos empresarios sin escrúpulos parece que empieza a caer por las imposiciones europeas, sería un buen comienzo para que los precios competitivos empezaran a verse por estos lares.

El caso de la cadena de supermercados Lidl es clamoroso. Empresarios miserables canarios y sus secuaces han intentado durante años impedir la llegada de la cadena alemana para poder seguir manteniendo sus precios de usura en sus feudos.

¿Cuándo entenderán los empresarios medievales canarios que la competencia es un acicate, una forma de progreso y un modo para seguir mejorando día a día?

No todos los empresarios canarios tienen esa idea medieval del comercio. Aquellos que decidieron hace tiempo que la Edad Media es una época pasada, arcaica, anquilosada en el pasado y enemiga del progreso, siguen avanzando y terminarán por comerse a los medievales pronto. Tiempo al tiempo.

El problema que ha existido por estos lares es que la casta medieval de empresarios, politicastros y sus compinches, han conseguido dilatar hasta ahora la llegada de la competencia. Renovarse o morir. Mucho me temo que muchos decidirán decantarse por la segunda opción porque no saben desenvolverse en un mundo donde la competencia marca el territorio y no las decisiones arbitrarias de políticos de garrafón que sólo intentan beneficiar a los de su secta.

En Febrero, según anuncian, llegan cuatro supermercados Lidl a Gran Canaria. La cuenta atrás ha comenzado.

La imagen la encontré en Imageshack.

3 comentarios: