Barack Obama, merecido Premio Nobel de la Paz

No tenía exactamente claro desde esta mañana si la adjudicación del Premio Nobel de la Paz al presidente norteamericano Barack Obama sería justo y merecido, además teniendo en cuenta que tiene dos guerras abiertas en sendos países, parecía en principio algo contradictorio, pero ya sabemos que este mundo es cualquier cosa, menos lógico.

Obama ha llegado a la presidencia propugnando el entendimiento y la distensión después de la tenebrosa presidencia de su predecesor, el miserable Georges W. Bush y se ha encontrado con un sentimiento anti-norteamericano que se ha generalizado en prácticamente todo el mundo por el modo de proceder de Bush, que dejó el mundo, tras su marcha, convertido en un avispero en todos los frentes.

Creo que el premio es merecido y pienso que es una gran decisión. Premiar a un hombre que ha llegado para buscar la paz, en medio de tanta convulsión y que tendrá que lidiar con diversos conflictos que se ha encontrado ya, nada más llegar, le otorgarán doble mérito a su esperemos larga presidencia.

Seguramente muchos pensarán y con toda la razón del mundo que el premio a Obama está cogido con pinzas y que es el mandatario del pais más imperialista, mayor productor de armas, etc, pero creo que precisamente por intentar estrechar vínculos, rehacer todos los puentes que se han roto y buscar salidas más humanas a todo lo que tiene pendiente se merece el Nobel.

Otras personas quizás lo merecerían mucho más, pero por el peso específico del presidente del país con más influencia en el resto del mundo, pienso que el galardón es algo así como un voto de confianza.

Ya sabes, si eres habitual del blog, lo que pienso de imperialismos, de guerras y demás injusticias. Obama creo que está construyendo los cimientos para algo nuevo y bien se merece una oportunidad.

Nacho Vigalondo, en su Twitter acaba de expresar con una frase el sentimiento de muchos. Es difícil decir tanto con tan pocas palabras: "Finalmente, les han dado a los Nobel el Premio Obama"

Estamos de acuerdo que premiar a Obama ha sido una jugada maestra de marketing para el premio Nobel. El presidente americano es mediático hasta el infinito y más allá, pero estando de acuerdo con todo esos argumentos, sigo pensando que ha contribuído y está contribuyendo por acercar la paz allá donde hay guerra y fomentar la distensión donde hay conflicto.

Dentro de casa también tiene una patata caliente que tendrá que resolver: la Seguridad Social para todos. Cuesta creer que en uno de los países más avanzados del mundo todavía haya gente que cuestione que buena parte de la población no tenga acceso a ningún tipo de asistencia sanitaria.

Desde aquí le deseamos toda la suerte del mundo. Creo que la va a necesitar.

La viñeta de J.R. Mora critica abiertamente el premio a Obama. Por una vez no coincidimos.:-))

Actualización: Llevo ya un rato discutiendo sobre si es merecido o no el premio y me sorprende que mi postura sea de las pocas que crean que Obama merece el Nobel. Quizás como he repetido en el post varias veces, esté algo cogido con pinzas y el galardón sea producto del marketing, pero sigo pensando que Obama, a pesar de llevar poco tiempo en el Gobierno está contribuyendo a la paz y por la importancia de sus decisiones por el cargo que ocupa, cualquier cosa que haga, será determinante para alcanzar la paz.

Actualización 2: Al menos Obama ha entendido bien lo que yo quería decir exactamente. "El Nobel no es un premio a mis logros, sino un llamamiento a la acción"

Actualización 3: En las diferentes encuestas que se han realizado en Internet, la mayoría cree que no merece el Nobel. Hay gustos para todo.

Es evidente que no se le ha concedido por su larga trayectoria en post de la paz, tarea que acaba de empezar prácticamente, sino por todo lo que supone el comienzo, el giro, el cambio de rumbo, la nueva estrategia.

La imagen de Barack Obama la encontré en Luz Core.

6 comentarios: