Escisión F1: más madera, es la guerra.

Todos estábamos de acuerdo en que esta temporada está siendo de lo más polémica. Que si difusores ilegales, controvertidas aerodinámicas, limitación de compuesto en neumáticos, gastos millonarios en componentes de dudosa eficacia, decisiones erróneas, irregularidades que no se sancionan, etc. Para echar más leña al fuego, si cabe, se presenta la nueva reglamentación para 2010 mucho más controvertida aun.

La chispa que desata el incendio es la limitación presupuestaria y las ventajas añadidas a aquellas escuderías que se acojan al mismo. Los equipos con buena financiación se quejan de que o se someten al recorte presupuestario o van a estar demasiado limitados.

Se reune la FOTA (asociación de equipos) con el dúo Mosley-Ecclestone (los dos viejos chochos que hacen y deshacen por mero divertimento personal) y no se llega a un acuerdo. Ferrari impone una demanda contra la FIA por incumplimiento del Pacto de Concordia. Renault anuncia que duda de su continuidad en la F1 de aprobarse el reglamento establecido para 2010. Toyota y Red Bull se unen. Mercedes duda de seguir en el deporte rey y Toro Rosso desaparece (Como Honda en pretemporada).

Lejos de intentar arreglar la situación, el dúo calavera Mosley-Ecclestone chulean a las escuderías:
“A ver quien tiene cojones de irse”. Es más, incluso les lanza una amenaza: “Sancionaremos cualquier campeonato que se cree con estos equipos paralelo a la F1” (Viene por rumores fundados de que la FOTA estudiaba crear otro campeonato paralelo, sin la FIA de por medio). Y continúan con su chulería de viejos decrépitos “O pasan por el aro, o que corran en otras series inferiores o que hagan lo que les de la gana”.

Aun hay más. De los tres equipos que se suponía iban a inscribirse en la próxima temporada… uno ya ni se pronuncia (Prodrive). En cuanto a Aston Martin y Lola se lo están pensando, visto lo visto. Lo cierto es que el próximo dia 29 de mayo se cierra el periodo de inscripción para la temporada 2010 y solo McLaren está dispuesta a firmar… buscando otro motor, si se diera el caso. Con respecto a lo anterior, Mosley le echa más guisantes al potaje: “Después de la fecha límite, admitiré a cualquier escudería que se arrepienta de su rebeldía, pero pagarán las comisiones de demora”. Agallas no le faltan al abuelete.

Como ven, Mónaco no solo va a tener glamour este año. Vamos a sumarle la discordia que se vive entre Escuderías y Federación. ¿Cómo terminará todo? Ahora son los jueces los que han de valorar las demandas y ejercer su labor. Solo queda una semana para poder inscribirse en la próxima temporada y a éste paso… solo veremos correr al Safety Car el próximo año.

Opinión Personal: Sin escuderías, la FIA no es nadie. Son los equipos los que, con su presupuesto, mantienen a los peces gordos de la Federación, incluidos los dos déspotas nauseabundos que tienen en cabeza. Max Mosley y Bernie Ecclestone, empeñados en joder la marrana en pro de sus bolsillos y no del espectáculo como debiera ser. La FIA debiera establecer un proceso democrático en el cual dos figuras reconocidas de la F1 pudieran acceder a los cargos más importantes, no como esos arrogantes papagallos de geriátrico que lo más cerca que han estado del eje de una curva ha sido en clase de aritmética.

No se puede morder la mano de quien nos da de comer y las escuderías son ese que os alimenta. ¿Robarles más dinero? Creo que este año fue bastante con la imposición del Kers (90 millones de euros a tomar viento, como en el caso de Ferrari). Creo que cada cual debe jugar sin limitación, aportando sus propias armas. ¿Usted obligaría al Barça, Madrid o Villareal a no comprar jugadores superiores a seis millones de euros?. Pues igual, están ustedes, señoritingos de la FIA destrozando el espectáculo más bonito del mundo del motor.

Mi consejo a la FIA: arreglen unas elecciones democráticas con gente que sepa realmente lo que es pilotar a 300kms/hora.

A Max Mosley y su novia, Ecclestone: jubílense de una puñetera vez, por el bien de componentes y aficionados.

A las Escuderías: si esto no se arregla, creen igualmente un campeonato alternativo.

A los aficionados: no se preocupen ustedes, la F1 no morirá sin luchar.

Nos vemos el domingo en Mónaco donde los pilotos también tendrán que luchar contra las cuchillas en forma de guarda-rail del circuito más laureado de todos los tiempos. Por cierto, creo que es la 90 edición del G.P. de Mónaco.

Jorge Arias

6 comentarios: