¿ Realmente necesitas un Iphone ?

Estos días vas a ver, leer y escuchar hasta la saciedad la palabra Iphone, el nombre del nuevo teléfono/artilugio/mini-ordenador de Apple.

Me sorprende que a estas alturas todavía haya gente que alucine con el aparatito, pero todavía me alucina aún más que haya gente que tenga la intención de gastarse una pasta gansa, porque no es nada barato, en el nuevo grito en nuestro país de los adminículos de la empresa de la manzana.

Conozco a mucha gente que lo tiene y también conozco a mucha que se lo va a comprar en los próximos días, tanto aquí en España como en otros países que comienzan a comercializarlo.

Personalmente creo que hay que pensárselo bien a la hora de comprarlo, pero cada cual es libre para obrar según le venga en gana.

Creo que es un buen aparato, pero para mi gusto, tiene que mejorar bastante. Es extraño que la cámara que trae tenga tan poca resolución y que no permita grabar vídeo. Es también sorprendente que la operadora que los comercializa en nuestro país obligue a desembolsar tanto dinero por su uso. La tarifa plana que anuncian es una entelequia con trampa. No es tarifa plana. Te lo venden de este modo para que piques. Es como si en un restaurante te dice que es buffet libre y te cobran a partir del tercer plato.

Yo hace poco cambié de teléfono y estoy contento con él. Pago lo mínimo, tiene casi de todo y no necesito más de momento. Todo lo novedoso es caro y seguro que en unos meses baja ostensiblemente de precio y, lo que es más importante, le salen competidores de nivel.

De todos modos y salvo raras excepciones de personas que sí lo usarán a conciencia y le sacarán todo el partido a las prestaciones, eso sí a precio de oro, una gran mayoría se lo comprará para figurar y al final lo usarán exclusivamente para chatear con el messenger o similares, para bajarse politonos y mandar mensajitos coñazo. Lo típico de usuarios gañanes.

No tengo nada contra Apple, es más, me parece una empresa muy competente y que dispone de una variedad de productos muy competitivos, pero creo que los geeks le han dado un halo de endiosamiento que no creo que merezca.

Mucho se ha hablado y se hablará del Ipod en todas sus variantes: un gran aparato, sin duda, pero que no deja de ser un reproductor de mp3 con algunos añadidos.

Seguramente no llegaré a comprarme nunca un Iphone. Esperaré a que los precios sean humanos tanto en lo que respecta al aparato como a los atracos de los contratos de permanencia y uso.

De todos modos si quieres ser el alma de las fiestas y quedarte con el personal, el Iphone es tu cacharrito.

En cuanto a lo positivo el aparatito te permitirá realizar muchas tareas que antes no podías realizar con tu móvil habitual, aunque algunos dicen que las Blackberrys o similares lo hacen todo incluso mucho mejor.

Podrás estar conectado permanentemente recibiendo los latigazos de la compañía telefónica de turno con sus tarifas usureras lo que probablemente te dará muchos puntos de cara al campeonato mundial de masoquistas.

En resumen: si te hace ilusión comprarlo, te vas a la tienda más cercana y te haces con uno de ellos y si prefieres esperar o no comprarlo, actúa en consecuencia. Vivimos en un país libre e incluso si intentan licuarte el cerebro con la publicidad y las modas, no estás obligado a hacer nada que no te apetezca. Pero que conste que el aparato en sí me parece, salvo pequeños detalles, muy completo.

PD: Este post no está patrocinado ni por Apple ni por Telefónica.

La imagen del Iphone la encontré en Letsgodigital.

Actualización: Según leo, Telefónica ha obtenido una excelente cosecha de esclavos con este lanzamiento. No obstante algunos se quejan de que los han tratado muy mal. ¡Criaturas!

Apple tenía que haber analizado seriamente con quien se metía.

2 comentarios: