Episodios Nacionales

Una de las consecuencias positivas de hacer una parada en el camino, tomar aliento y continuar en la senda es contemplar el mundo a tu alrededor y fijarte en algunas detalles que, de otro modo y en plena marcha, pasarían desapercibidos.

No es que la parada la esté haciendo por agotamiento, por apatía o por excesivo trabajo, más bien sería un ejercicio de intendencia. Buscar nuevas ideas, nuevos conceptos, nuevas sensaciones con las que alimentar la mente para seguir escribiendo. De cualquier modo, una cosa es clara: he paseado por el bosque mirando cada árbol y estudiando la arboleda con detenimiento.

Ese famoso dicho de los árboles no dejan ver el bosque, tiene razón, es cierto en la mayoría de los casos y es bueno aminorar la marcha y fijar la mirada en los detalles.

No quiero enrollarme mucho en la introducción, que me conozco, y voy al grano directamente: Estoy volviendo a leer Los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós, una obra que merece la pena y con la que se puede conocer algo más de este aciago pasaje de la historia española.

Es curioso, pero, indagando por ahí, no he encontrado ninguna referencia a lo ocurrido durante la guerra de la Independencia en Huesca o en Lérida, por poner dos ejemplos de localidades más próximas a Francia que Zaragoza o Barcelona que sí aparecen destacadas.

Como no existían por aquel tiempo unidades aerotransportadas, es lógico pensar que los franceses entraron por los Pirineos.

No he encontrado ninguna referencia a la captura, capitulación, sitio, rodeo o algo que explique qué es lo que realmente ocurrió. Seguramente en los anales históricos de ambas ciudades existan algunos datos, pero ahora mismo no tengo acceso a ellos. Me gustaría conocerlos.

Ahora que estoy más tranquilo porque los diputados canarios sé que no van a pasar estrecheces, puedo dedicarme a otros menesteres. El bienestar de nuestros legisladores es fundamental para nosotros y no deja de ser otro episodio nacional más.

Sigue la resaca de conocer qué blogs y por qué son más o menos sobrevalorados por estos lares. Una vuelta de tuerca más al onanismo bloguero que no hace más que darle importancia a lo que no lo tiene.

Personalmente pienso que el hecho de realizar baremos o establecer clasificaciones sobre un universo ya de por sí inclasificable es tarea baldía, pero si esos mismos listados sirven para alimentar el ego de algunos, bienvenido sea.

Como siempre te he dicho: lee blogs, lee muchos blogs y créate tu propia opinión. Un blog no es ni más ni menos importante, simplemente es una voz, una opinión o un punto de vista diferente.

En la imagen Benito Pérez Galdós, escritor de uno de los mejores blogs sobre la Guerra de la Independencia. Evidentemente infravalorado. La encontré en Biografías y Vidas.

No hay comentarios: