Un debate que consagra el bipartidismo

Seguramente ya sabrás que será la Academia de la Televisión la encargada de organizar los dos debates electorales de estas elecciones. Tal como dije en alguna ocasión, me parece muy bien que haya debates, pero me parece muy mal que se centren en sólo dos partidos, cuando las elecciones son legislativas en las que se eligen diputados y no presidentes.

Pero hay tantas y tantas quejas sobre este sistema electoral que damos por bueno que haya al menos algo, pero, ¿para cuando un debate para las listas abiertas? A mi a lo mejor no me gusta votar a todos los que han metido de rondón en un paquete, pero sí votaría a alguno o ¿para cuando un debate sobre la verdadera representatividad de los votos?

El bipartidismo, ya poderoso normalmente, recibe un nuevo espaldarazo para su consagración definitiva.

Muchos se quejan de lo mal que están las cosas, pero cuando se toman decisiones para que ese estado de cosas siga igual o empeore, nadie protesta ni nadie se siente excluido o ninguneado.

Con un bipartidismo rampante las elecciones se tornan tristes y no hay más remedio que votar o a los menos malos o a los peores como ocurre en otros países.

Creo que sería más lógico modificar la ley electoral y cambiar algunas prácticas no del todo benignas. Por ejemplo una segunda vuelta que le diera un carácter más presidencial a las votaciones o buscar alguna solución para que los partidos pequeños no se queden como meras comparsas del sistema y, sólo en algunos casos, determinen con sus escaños que la presidencia se decante hacia uno u otro candidato del bipartidismo.

Casi con toda seguridad desde Crónicas de Esperantia pondremos enlaces o incluso lo daremos en directo, dado que la señal es pública y accesible a todos, pero seguimos pensando que se pueden hacer muchas más cosas para mejorar esta democracia siempre y absolutamente mejorable.

La imagen la encontré en Periodista Digital.

5 comentarios:

Conrado Beltrán (no tengo blog, pero quizás abra uno en el futuro) dijo...

Tienes toda la razón. Los partidos pequeños con este sistema y esta forma de plantear los debates lo tienen crudo para integrarse en el sistema.

Pino dijo...

Es bastante decepcionante que nos vayamos a convertir en otro país bipartidista, cuando seria mucho más interesante el que algunos partidos fueran determinantes para gobernar y que no siempre fueran los dos grandes.

Pero tenemos la ley electoral que hay, y toca aguantarse.

Marcos R. dijo...

Ya te vale. Vas de guay y de independiente y lo que eres es un facha más como los que estamos acostumbrados a ver, leer y escuchar.

Se te ve el plumero.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=D1401I4LFR4

Fran J. Saavedra dijo...

Anónimo, he editado el comentario con la URL correcta. La que habías puesto era errónea.

Bien. A ver si se ponen de acuerdo unos y otros sobre si soy facha o progre. Como siga esto así con unos tachándome de una cosa y los otros de otra, me voy a terminar volviendo loco. :))

La verdad, Marcos R. es que hablo de lo que me parece, cuando me parece y con el contenido que me parece. Normalmente critico las injusticias y las cacicadas de uno y de otro lado. Sólo tienes que echarle un vistazo al blog para ver que le he dado caña a todos por hechos concretos que no me han gustado.

Creo que es demasiado simplista criticar a alguien porque dice lo que piensa y encasillarlo en una u otra ganaderia. Quizás no has pensado que puede existir gente que piense diferente y que no comulgue con las ideas de los unos o las de los otros.

Pero piensa lo que quieras y lo que te parezca. Eres libre de hacerlo.

Conrado, en este sistema perverso, los partidos pequeños o los que empiezan lo tienen francamente mal por no decir imposible. Si a esto le sumamos que la democracia de por aquí es más bien partitocracia, el panorama es absolutamente desolador.

Pino, creo que aún estamos a tiempo de evitar caer en el bipartidismo. Hay muchas otras opciones que no son ni A ni B, de modo que está en nuestras manos.

Abrazos o besos a elegir