Tomateros en lucha

Cuando dentro de algunos siglos, los historiadores tengan que analizar el siglo XXI, seguramente intentarán buscar las claves al por qué en esta época un número indeterminado de personas conseguía subsistir con tan pocas neuronas o directamente con el encefalograma plano a cuestas.

Hace dos días, la cadena de telebasura por excelencia, Telecinco, tomó la decisión de eliminar a partir de este viernes su buque insignia de bazofia catódica, Aquí hay tomate, por las continuas mermas de audiencia, básicamente. A la cadena le importa un pimiento el tipo de basura que degluten sus televidentes, mientras mantenga la audiencia, da exactamente igual.

Los historiadores del primer párrafo quizás consigan algunas imágenes o fotografías de la manifestación que hay convocada para hoy a las 15.30 en la puerta de Telecinco para pedir que vuelva El Tomate y lo primero que se preguntarán es si esa aglomeración de gente con pancartas era para pedir aumento de sueldo, bajadas de los precios, calidad en la enseñanza, calidad en la sanidad.

No creo que puedan llegar a imaginarse que ese montón de marujas de ambos sexos se juntaban con el loable propósito de hacer recapacitar a la cadena para que no retire el programa.

Hay dos grupos de personas con evidente falta de riego en el cerebro que han montado dos plataformas, a cual más radical, para obtener sus fines: Queremos más tomate y Más aqui hay tomate.

Los comentarios no tienen desperdicio. Desde alegar que la retirada se debe a motivos políticos a las teorías más descabelladas y esperpénticas.

No quiero alargarme mucho más, pero la cosa se pone peliaguda. Ya hay un vídeo con dos tomateros que van a hacer una huelga de hambre. Por el momento, que yo sepa, todavía no han asaltado ningún cuartel y tomado la cadena por las armas.

Sugiero al Gobierno que tome medidas preventivas. Las marujas enrabietadas y echando espumarajos por la boca son muy peligrosas y podría avecinarse una revolución.

A mi la televisión de ese tipo me produce arcadas y El Tomate me parece un vómito, pero voy a apoyarlos porque es bueno que la gente se organice pacíficamente para obtener sus objetivos. ¿Quién sabe? Igual un día de estos, le cogen el gusto y se movilizan por el abusivo precio de los tomates, incluso.

La imagen pertenece a un fotograma que encontré en una de las plataformas en lucha. ¡Adelante Compañeros!

Actualización: La sangre al final no llegó al río y las amenazas y las manifestaciones convocadas se saldaron con unas 20 personas a las puertas de Telecinco, afortunadamente para el buen nombre del país en el que vivimos y para no ser el hazmerreír del resto del mundo.

1 comentario: