La dictadura de lo políticamente correcto

Reconozco que estoy ya cansado y hastíado de todos esos elementos que pretenden darle una vuelta de tuerca a la lógica, el sentido común y a la mayoría de las cosas que conocemos como dentro de la normalidad.

De un tiempo a esta parte nos estamos encontrando con una serie de ejemplos en los que el titular de este artículo, cobra todo su protagonismo.

Seguramente recordarás que recientemente un abogado turco, impugnó el resultado de un partido de la Champions League entre el Milán y el Fenerbahçe porque el equipo italiano vestía los colores del escudo de su ciudad, Milán, al confundir la cruz de su indumentaria con la de los templarios. Algo de chiste, indudablemente.

El amigo y colega J.R. Mora me comenta la última de las sorprendentes salidas de tono de los defensores de no sé qué cosa en la que han llevado a juicio a un ilustrador gráfico porque consideran que su viñeta está fuera de tono.

Básicamente los injuriados son los miembros de un club de fútbol que piensan que el ilustrador y viñetista ha incluído ovejas menores de edad.

"...en la que representaba como borregos a los ciudadanos que acudieron a la concentración por la salvación del Teatro Romano, celebrada el día anterior, por si fuera constitutiva de un delito de injurias"

Injurias que consideran pudieran, según los demandantes, “ser calificadas de muy graves si atendemos al hecho de que muchos de los asistentes no lo hicieron solos, sino que iban acompañados de sus hijos. Es decir, se ha podido injuriar incluso a menores de edad.”

Te recomiendo que leas el artículo que J.R. Mora ha escrito al respecto que incluye una entrevista con el propio ilustrador gráfico, encausado este próximo lúnes.

El querer buscar cualquier doble sentido, percepción subliminal, humor subyacente o libres interpretaciones va a acabar con el humor, tal como yo lo veo. ¿Es normal lo que está pasando?

1 comentario: