Televisión de garrafón para terminar el año.

Decidí terminar y empezar el viejo/nuevo año tranquilamente en casa. Pero como no soy masoca, no se me ocurrió encender la televisión, esos vicios los dejo para los que les gusta comenzar el nuevo año flagelándose y haciendo penitencia con la esperanza de que su sacrificio les deparará mejores perspectivas.

A traves de El descodificador me enteré de algunas torturas que tuvieron que soportar los que optaron por darle al ON de su caja tonta o no darle al OFF (mucha gente tiene la tele encendida todo el día para que dé la impresión de que hay alguien más en la casa que les hace compañía) y Los Inconformistas, por lo que observo, pasaron vergüenza viendo las cuitas de las televisiones que padecemos por aquí.

Los amigos de Canarias Bruta también nos dieron la oportunidad de enterarnos de qué hicieron en el Centro de reciclaje de Inútiles del Gobierno de Canarias.

Varias horas antes, el presidente del Gobierno de Canarias salió a intentar engañar a los que padecemos su insufrible mandato, pero por lo que he leído, más bien hizo el ridículo más espantoso.

En la imagen podemos ver a unos penitentes flagelándose camino de sus casas para ver la programación de fin de año de la Televisión Canaria. La encontré en la BBC.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Aca en USA no creas que la televisión es mucho mejor. Da pena verla también.

Saludos

Ana Valdés dijo...

Para lo único que encendí la tele fue para tomar las uvas por la tradición y ni siquiera me enteré en que cadena fue, una necesidad fisiológica hizo que las tomase recién terminada la última campanada, ah y me tomé 13, me equivoqué al contarlas. Pero en casa si la tenían encendida pero afortunadamente me fui antes de que me sentaran mal, jajjjaj. nada nuevo por estos lares.



Esperemos que la tele mejore ( cosa bien difícil, siempre hay la opción de no verla), lo más sensato para tener un buen año, es olvidarse de ella, ya vemos demasiado en la calle cada día, para encima tener que verlo ahí. Un buen año para todos.

Ana Valdés

Fran J. Saavedra dijo...

Patricia, creo que las cadenas han optado por captar la audiencia que está bordeando los test de inteligencia y todos los que están por debajo.

Ana, no te perdiste nada. Incluso si no tuvieras tele tampoco te perderías nada. Nunca hay nada que merezca la pena ver. Todo es bazofia tras bazofia. Sólo los canales temáticos ofrecen algo digno de verse.

Un beso a las dos