Mosquitos modificados genéticamente acabarán con el dengue

Los avances científicos y técnicos no dejan de sorprenderme. Y, si bien ya conocía hace tiempo la existencia de insectos depredadores que se introducen en los cultivos para acabar con los parásitos, esta nueva creación de la empresa británica Oxitec, va más allá.

El dengue es una enfermedad letal que desgraciadamente acaba con demasiadas personas en países en vías de desarrollo y hasta el momento los tratamientos no estaban dando resultados positivos. Por ello, se va a atacar directamente al causante del problema y portador del virus, el mosquito Stegomya aegypti.

La idea es tan simple que resulta genial. Se trata de hacer de dioses y crear machos de esta especie modificados genéticamente para que, tras aparearse con las hembras de la especie original, generen descendientes portadores de genes que provocan su muerte antes de que puedan aparearse.

El dengue es una enfermedad como para tomarse en serio porque afecta cada año a 100 millones de personas y mata a 5 millones anualmente, según los datos que encontré en Wired.

La reflexión que podríamos hacernos es si es ético modificar genéticamente una especie para acabar con ella, aunque sea dañina para el ser humano. No sé si deberían controlarse este tipo de prácticas o fomentarse, pero, una vez dentro de esa dinámica, se podría dañar el frágil equilibrio que mantiene con vida todo el ecosistema.

Por ejemplo, ¿qué harán los animales que se alimentan de los mosquitos que producen dengue? Aves y otros insectos mayores, al disminuir drásticamente su número, tendrán que modificar sus pautas nutritivas. Un debate que todavía no ha hecho más que empezar.

Siendo una excelente noticia la erradicación del dengue, las consecuencias para otras especies que tienen al mosquito como sustento, podrían ser devastadoras.

En la imagen, un mosquito Stegomya aegypti posa amablemente para Crónicas de Esperantia. Lo encontré en Wired.

3 comentarios: