Muerte en la autopista

Este sábado sufrí los rigores de un monumental atasco en la autopista GC-1 en la isla de Gran Canaria que se tornó kilométrico por un estúpido accidente de tráfico, cuyo balance final fue una mujer muerta y tres heridos muy graves

El accidente se produjo porque un vehículo que circulaba por detrás del que salió mal parado, le embistió por detrás con tal fuerza que quedó atravesado en medio de la autopista y fue presa fácil para que otro vehículo que llegaba por otro carril desde atrás lo golpeara con violencia en el lado del copiloto.

¿Por qué suceden estos accidentes? La respuesta puede ser variada, pero mucha de la culpa la tienen esos individuos subhumanos que circulan a altas velocidades, cruzando carriles sin ton ni son y avasallando al resto de conductores. Como la distancia de seguridad es algo que no respeta nadie, cuando hay que reaccionar y frenar para evitar el choque, la inercia y el poco margen entre un vehículo y otro, hacen el resto.

La DGT recomienda mantener la distancia de seguridad con el vehículo que llevamos delante, pero no dicen nada de los miserables que llegan por detrás avasallándote y a una velocidad endiablada.

Soy pacifista, pero creo que ante este tipo de ataques lo mejor sería incluir de serie en la parte trasera un cañón pequeño o una ametralladora para defenderte adecuadamente. Ironías aparte, creo que no somos conscientes de lo que nos jugamos al volante de un vehículo a motor. Una imprudencia, una distracción y todo se acaba y por las lamentables cifras de muertos y heridos que leemos a diario, no escarmentamos y no nos damos cuenta.

En el otro extremo están los lerdos y lerdas que circulan por debajo de los 80 Kilómetros por hora por el carril del centro y obligan al resto a hacer piruetas para adelantarlos. Creo que tan peligrosos son unos como otros.

Creo que la vigilancia policial en las autopistas es manifiestamente mejorable y que todas las patrullas suelen ir uniformadas con lo que se ven a la legua. No sería mala idea crear patrullas de paisano que se infiltraran en las autopistas y pudieran parar inmediatamente a todos esos caníbales que juegan con su vida y la vida de los demás.

La imagen del accidente la encontré en Canarias 7

4 comentarios:

rvr dijo...

Pues a nosotros no nos pilló por poco, porque circulábamos por la autopista hacia las 9 y pico de la noche, y precisamente íbamos comentando las imprudencias (velocidades altas y adelantamientos extraños).

Fran J. Saavedra dijo...

A mi me pilló de casualidad porque suelo pasar mucho antes por ahí, pero me quedé a ver el partido de España y me topé con el suceso.

Lo de los descerebrados al volante es una lacra peligrosísima.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Lamentablemente así fue. Un energumeno al volante que iba de un lado a otro provocó la necesidad de frenar violentamente al coche accidentado que fue embestido sucesivamente por los que atrás venían.

Tristemente como el coche accidentado fue el que colisionó primero, el causante del asesinato, que coducia el coche que provocó el accidente, posiblemente quede impune y las cargas caigan contra la persona inocente que conducía.

Ojala superen las heridas las personas que quedaron con vida, aunque tristemente les quedará el dolor de por vida de la pérdida de la persona fallecida.

Fran J. Saavedra dijo...

Desgraciadamente el verdadero causante del accidente quedará impune, tal como dices, anónimo. Y lo peor de todo es que seguiremos estando expuestos a las atrocidades de este tipo de individuos porque las autoridades seguirán sin tomar conciencia de los hechos y seguirán cayendo inocentes.

Una verdadera lástima, la verdad.