A unas cuantas horas de la sentencia del 11-M, atentado del 11 de Marzo en Madrid

Ahora mismo quedan menos de 24 horas para que la terna de jueces den a conocer la esperada sentencia del juicio al atentado más sangriento en la historia de España ocurrido una aciaga mañana de Marzo del año 2004.

Me sorprende enormemente que días antes de que conozcamos todos lo que los jueces tienen que decirnos en la sentencia, existan elementos de diverso pelaje y condición que ya hayan comenzado a hablar de la sentencia como preparando al personal para uno u otro desenlace.

Personalmente creo que no aclarará mucho sobre el qué, cómo, por qué o quienes, y ya durante el transcurso del juicio manifesté que cada día que pasaba y conforme iba avanzando el proceso, sabía cada vez menos, hasta llegar al momento actual que no tengo ni la más mínima certeza de casi nada.

Mañana a estar horas ya habrá quien intente sacar tajada electoral con la sentencia. Incluso en los momentos más trágicos y dolorosos hay quien se aprovecha.

No obstante y pase lo que pase, mañana habrá una pequeña buena noticia porque se pondrá el punto y final al calvario de víctimas y familiares que, si bien no paliará de ningún modo el dolor, si servirá para mitigar su aflicción al saber que todo ha terminado. La sentencia, además, lleva aparejada la indemnizacion que cobrarán las víctimas, aproximadamente un millón de euros, según las fuentes.

No sirve de consuelo que te den dinero a cambio de la vida de un ser querido, pero el hecho de poner el punto y final a un proceso largo y doloroso y que no se siga demorando eternamente, es motivo, no para estar contento, pero sí para estar algo más aliviado.

No me puedo imaginar el sufrimiento de todas y cada una de las víctimas y sus familiares. Es inimaginable y ahora, en el momento de conocer la sentencia, creo que se debe pensar más en ellas y dejar a un lado la batalla política que a buen seguro sucederá trás revelarse la sentencia.

En la imagen la placa colocada en Atocha en memoria de las víctimas. La encontré en la Wikipedia.

No hay comentarios: