Periodismo de investigación

He tenido que restregarme los ojos varias veces para cerciorarme que era cierto lo que estaba viendo, pero como ya hemos entrado en la era de la mediocridad, tampoco me sorprendió mucho. En Malaprensa leo una noticia que supuestamente ha redactado un redactor o redactora que ha estudiado, que tiene cierta dosis de cultura y que entiende algo de periodismo, aunque en este caso las suposiciones son meras teorías al comprobar como asegura que se identifican las ruinas de la escuela en la que Aristóteles le daba clases al emperador Carlomagno, un hecho que podría haberse dado en la historia si Aristóteles (384 Adc - 322 Adc) hubiera conseguido vivir algo así como 1100 años para esperar el nacimiento de Carlomagno y convertirlo en su alumno.

Probablemente en la noticia quisieron poner Alejandro Magno, que sí fue contemporáneo de Aristóteles (384 Adc - 322 Adc) y de hecho, fue su alumno.

Es deprimente cómo la prensa en general, salvo excepciones, incurre, día sí y día también en la falta de rigor a la hora de informar y de un tiempo a esta parte comprobamos que el nivel está empeorando hasta llegar a límites preocupantes. Aunque como digo muchas veces...una mala tarde la tiene cualquiera y nadie es un ser infalible y está exento de cometer errores.

Esperaré a ver cuando descubren las ruinas del café donde celebraban sus tertulias Platón y Napoleón, las excavaciones del cine donde Cervantes visionó su primera película o los restos del reproductor Mp3 de Isabel la Católica.

La imagen de la gamba es una captura de pantalla que encontré en Malaprensa.

No hay comentarios: