Argentina le planta cara a los especuladores

El éxito del boicot del pueblo argentino al tomate por la escandalosa subida de sus precios me ha enseñado que todavía es posible plantar cara a los especuladores que con sus prácticas, a menudo mafiosas, empobrecen día a día a las familias y engordan de forma insultante sus cuentas de resultados.

Tal como afirma desde Israel Norberto Portugheiz en su blog, los argentinos nos han dado una lección de democracia con este plante a la injusticia.

La globalización bien entendida nos aporta una serie de beneficios indudables en todos los sentidos, pero mal entendida o mal dirigida, está convirtiendo a pequeños productores en verdaderos esclavos de especuladores y multinacionales que juegan con el sudor y el trabajo de millones de personas, encareciendo hasta límites insoportables los productos más básicos de la cesta de la compra.

Con gran alegría, leo que el éxito de esta medida va a ser la punta de lanza para nuevos boicots a otros productos que se habían encarecido peligrosamente.

¿Para cuándo algo así en España por ejemplo relacionado con Telefónica, los bancos o los propios productos básicos? Los puerros creo que van a empezar a exponerlos en cajas fuertes.

La imagen de algunos tomates que no consumieron los argentinos la encontré en Insoftweb.

No hay comentarios: