Prestaciones dentales y prestaciones militares

Esta mañana me he levantado con dos noticias a cual más extraña y surrealista. La primera trata de la iniciativa del ministro de Sanidad para que los españoles entre los 7 y los 15 años tengan algún tipo de prestación más en cuestiones dentales que sus padres y abuelos. Esta noticia tendría que haber salido con la etiqueta de humor, pero como este país ya es un cachondeo sería demasiado redundante.

Ahora resulta que nos quieren vender la moto de que a algunos les van a dar algunas migajas cuando por pura lógica deberíamos estar a la altura de otras naciones europeas y se su seguridad social que sí cubren totalmente cualquier problema derivado de los dientes. Llegar ahora contándonos la milonga, me suena a electoralismo barato del de todo a cien. De todos modos, ser español te da un cierto halo de ser un superhéroe, cuyos poderes mágicos son la prudencia, la paciencia y la mansedumbre porque resulta difícil soportar lo peor de Europa (precios, restricciones, limitaciones, prohibiciones, etc) y no disfrutar ni un ápice de lo bueno de la UE (salarios dignos, viviendas dignas, prestaciones dignas, servicios dignos).

De la iniciativa-chiste del presidente de Andalucía, Manuel Cháves, mejor ni comentarlo. J.R. que vive allí ya lo ha dicho y además estoy absolutamente de acuerdo con él.

La otra noticia curiosa y sorprendente la protagonizaba la Asociación de Militares Españoles AMD, que sugiere que entre en vigor un servicio militar obligatorio de 3 meses de duración para todos los mayores de 18 años para crear una milicia de reserva en caso de guerra o catástrofes. La idea no está mal planteada y algo similar existe en otros países, pero dada la idiosincrasia española, el hecho de obligarles a volver a los cuarteles para pasar 3 meses de su vida me parece que no será del agrado de muchos.

Somos un país de improvisación absoluta y seguro que en caso de guerra o catástrofe de gran magnitud, se montaría todo en unas horas y nos iría muy bien. Solo citar el ejemplo de ciudadanía durante la mañana del atentado del 11 de Marzo de 2004, cuando a las pocas horas de solicitar donaciones de sangre, tuvieron que pedir que no fuera nadie más porque ya tenían suficiente al montarse improvisadamente un ejército de donantes y una red de transporte de las donaciones de otras comunidades autónomas. Si a algún país se le ocurre atacarnos, saben que los españoles somos los reyes del mambo improvisando y a pesar de nuestras evidentes carencias, haciendo las cosas sobre la marcha, somos unos hachas por lo que se lo pensarán dos veces, supongo.

En la imagen, Cristóbal Colón exponiendo a su tripulación los planes en su primer viaje a America: "Improvisaremos sobre la marcha", parece que dice. :-)) La encontré en Revista árabe.

1 comentario: