Cambio radical, pero no tanto

Dentro de ese submundo en el que conviven las televisiones generalistas, una de ellas, Antena 3 se ha sacado de la chistera un nuevo bodrio en el que una serie de personas hacen algo y los operan a su gusto. Algo que suponemos constituirá un nuevo éxito de audiencia entre los telespectadores de neuronas flaccidas, destino habitual de este tipo de engendros.

Tal como va evolucionando el panorama televisivo, les sugiero una idea para mejorar o empeorar según gusten, su programa: Se trataría de que presentara el programa algún bricolagista experto y que enseñara lo fácil que es operarse uno mismo con herramientas que todos tenemos en casa. El premio consistiría en extirparle el cerebro a los que mandaran más SMS con la palabra descerebrado al 56987. Todo un éxito, indudablemente.

Por cierto, el Defensor del Paciente ha solicitado la retirada de este programa aduciendo que "trata de forma circense algo tan serio como son las intervenciones de cirugía estética, como si este tipo de intervenciones fueran sencillas y lúdicas, cuando la realidad es muy diferente"

Si tienes algún problema grave que deba ser solucionado, no seas memo-a y ve a tu organismo de salud y si no te atienden acude a tu político corrupto de confianza.

En la imagen uno de los programas en el que extirpan el cerebro a un agraciado, mientras sin inmutarse, sigue viendo Antena 3. La encontré en Hypermart.

No hay comentarios: