Futportes

Nada ha cambiado en la televisión desde que hace tiempo dejé de verla porque no me ofrecía nada que realmente me interesara.

He intentado a través de los informativos enterarme de algo relacionado con Rafael Nadal y la final del torneo de Dubai que juega con Roger Federer y para los responsables de deportes no existe o no lo consideran noticia.

La sección de deportes de los informativos se divide en un 60,70 u 80% de fútbol y un collage de otros deportes en meros flashes informativos. De ese porcentaje, al menos el 60% está dedicado al Real Madrid. El único informativo de deportes que no destina el 60% al Madrid es el informativo del canal del Barsa.

Desde luego, para aquellos como yo que estamos hastíados del fútbol, un informativo deportivo no nos ofrece nada de interés y los verdaderos deportes se quedan en la nada más absoluta.

Siempre he considerado que el fútbol es, más que un deporte, una lotería. Todo depende del árbitro que te toque. Hace unos días por ejemplo, un jugador expulsado, duchado y cambiado de ropa metió un gol y lo dieron por válido. Grandes jugadores como Maradona, metían goles con la mano en Campeonatos del Mundo y, parece ser, que estas triquiñuelas contribuyeron a catapultarlo como un gran jugador, el mejor del mundo, el Dios. Personalmente considero que era un buen jugador, pero, bajo mi punto de vista, vivía un poco de la fama, jugó muy buenos partidos, hizo algunas extraordinarias jugadas, pero no tenía mucha regularidad. Sé que con estas afirmaciones me excomulgarán seguramente de la Iglesia Maradoniana, pero me da igual. Debo estar excomulgado ya de tantas cosas que me da lo mismo.

Una vez más si quiero ver el patido de Nadal-Federer tendré que buscarme la vida en Tv Mix, porque no creo que haya alguna televisión en España que lo retransmita. Me comería este post con ketchup si así lo hicieran.

Hay dos deportes que me gustan especialmente por su condición de tales: ténis y ciclismo. Creo que deben ser de las pocas disciplinas en las que los condicionantes arbitrales no influyen en el resultado.

En ténis si juegas bien, estás bien entrenado y tienes un buen fondo físico, tiene que ser el colmo de la mala suerte que te topes con un juez de silla cabrón que te dé por malas las bolas buenas o viceversa como para desnivelar todo un partido. En ciclismo ocurre casi lo mismo. Si tienes fuerzas para pedalear y mantenerte delante de los demás, no te pitarán nada extraño para quitarte el triunfo.

Hay juegos que no considero deportes, como el golf, que puedes jugarlo casi durmiendo desde tu cama. Y las disciplinas relacionadas con el motor, donde el concepto deporte está cogido con pinzas.

Estoy casi seguro que a cualquiera que conduzca medianamente le dieran el coche del campeón del mundo en cualquier gran premio de Fórmula 1, no quedaría el último. Hay demasiada dependencia de los motores y eso no lo considero deporte.

La imagen la encontré en el blog que mantiene Pablo Garcés sobre Rafael Nadal

No hay comentarios: