Obtener hidrógeno a partir de la energía solar, un deseo que puede hacerse realidad muy pronto

Una de las contradicciones que se están viviendo en torno a las energías llamadas limpias es la de la obtención de hidrógeno para abastecer baterías que por el momento está utilizando combustibles fósiles para realizar el proceso químico que descomponga las moléculas en sus ingredientes básicos, esto es oxígeno e hidrógeno.

La meta para los próximos años es que este procedimiento se haga con energía 100% renovable y los paneles solares, por su coste y funcionamiento, da la impresión que son los candidatos mejor posicionados.

Hasta ahora las críticas justificadas a la tecnología del hidrógeno era precisamente de donde se obtenía masivamente este ingrediente básico para las pilas de combustible. Desde hace tiempo se contemplaba la creación del combustible a través del sol, pero los costes por un lado y la generación masiva en cantidades que resultaran razonables, era inviable tomando como base las energías verdes.

Ahora con los nuevos sistemas que se pretenden poner en marcha, el hidrógeno que utilizarás para alimentar vehículos y otro tipo de máquinas, nos llegará desde el sol, por lo tanto energía límpia y renovable donde las haya.

El nuevo concepto se denomina hydricity que combina varias innovaciones como un mejor aprovechamiento de la energía solar y su aplicación para generar directamente hidrógeno sin utilizar ningún otro combustible ajeno a las energías límpias y ofrecer este elemento de modo continuo y en cantidades suficientes. Será una palabra que pronto se popularizará porque es a lo que nos está llevando la ciencia en este campo.

La imagen la encontré en Google.