El vídeo porno de la concejal Olvido Hormigos minimiza el encuentro de Merkel con Rajoy

Había enorme expectación por la visita de Angela Merkel a España, pero al final sólo vino a comerse una paella con Rajoy y poco más. Es curioso todo lo que se ha montado, las previsiones que sesudos analistas habían diseñado, el futuro que habían pronosticado todos los guruses de lo económico y resulta que vino y se marchó y todo ha quedado en agua de borrajas. 

Ni pedimos el rescate, ni nos invade Alemania, algo que sería de agradecer, ni nada de nada. Todo sigue exactamente igual: los que están jodidos, seguirán estándolo y los que viven a nuestra costa, seguirán mamando de las ubres de la cabaña de vacas famélicas en la que se ha convertido nuestro país, un régimen feudal modelo para esos países que aspiran a llegar al medievo cuanto antes.

Quizás Angela Merkel como se debió enterar que la noticia que estaba en el candelero era la aparición de un vídeo subidito de tono de una concejala sociata, tiró la toalla nada más llegar y decidió paladear la paella con la que le obsequió Rajoy y poco más.

Este país es como es y tampoco hay que hacerse muchas ilusiones. El hecho de que un privado de una mujer sea el tema más leído, visto y escuchado en los medios, dice mucho del tipo de especímenes que viven en el ecosistema español.

Lo sorprendente del caso es que la concejal se plantee dimitir por que le hayan sustraído el vídeo sin su consentimiento y lo hayan difundido. No dimitas, ni se te ocurra. Fíjate en toda la legión de delincuentes a los que se les pilla robando y ni se les ocurre pensar en dejar sus cargos. 

El régimen feudal que nos masacra debe estar sumamente contento porque les ha salido la semana redonda. El lunes surgió la tristeza de Cristiano Ronaldo y el miércoles el vídeo de Olvido Hormigos, dos temas con el suficiente interés para el rebaño como para no preocuparse de otras cosas.

La imagen de parte de la actuación ayer jueves de Merkel y Rajoy la encontré en Google.


No hay comentarios: