La trágica muerte de Dani Martín en El Hormiguero

Varios millones de personas asistieron anoche atónitos a la muerte en directo del cantante Dan Martín mientras se dejaba decapitar con una guillotina.

Twitter hervía, las redes sociales se calentaban y un buen número de sus fans estuvo en un tris de cortarse las venas. Todo era dantesco, trágico, incomprensible. Fue una pérdida muy dolorosa.

Hoy podria haber sido otra jornada luctuosa a no ser por el pequeño detalle de que todo fue un montaje. Una treta, un ardid y una patraña montada para engañar a los pobres de espíritu y de mente que se tragan casi cualquier cosa.

El propio Martín ya salió a pedir disculpas por perder la cabeza en El Hormiguero.

Al margen de lo anecdótico del caso me quedo con la repercusión que llegó a tener. No vi el programa, pero si el vídeo que ilustra estas líneas y me costaba creer que alguien cayera en la trampa sin más y se quedara tan tranquilo.

Luego pensé y llegué a la conclusión que en un país con un 90% de gilipollas, siempre habrá una buena parte del rebaño a quien colársela. Después de lo de ayer creo que incluso esta cifra está infravalorada. De todos modos el próximo 20 de Noviembre por la noche facilitarán los nuevos datos oficiales de gilipollez en España.

La imagen es una captura de pantalla del vídeo con la decapitación de Dani Martín que encontré en Youtube.

2 comentarios: