España se constituye en secta feudal compuesta por 17 señoríos feudales que lucharán por destruir el conjunto

Llevo todo el día pensando sobre esta entrada y cada hora que pasa estoy más encabronado con lo que está pasando en nuestro país. Se pasan veinte años comiéndonos el coco sobre lo improcedente de modificar la Constitución y luego la mangonean en dos días deprisa y corriendo. 

Creo que deben decidir de una vez por todas qué es lo que realmente quieren hacer porque siempre se quedan en tierra de nadie. Para ajustar la realidad actual española a una Constitución que reflejara fielmente lo que ocurre debería contener los siguientes puntos:

España se constituye en secta feudal compuesta por 17 señoríos feudales que lucharán por destruir el conjunto. 

Los señoríos feudales serán regentados por sectas que sólo buscarán su propio beneficio en contra de los del resto de los ciudadanos a los que tratarán como esclavos. El objetivo principal y fin último buscará que los esclavos vivan debajo de los puentes y coman de aquello que encuentren en los contenedores de basura, mientras que los miembros de las sectas alcancen los 100.000 euros al año o más.

El régimen laboral español será la esclavitud, pero los esclavos deberán pagarse la manutención, el alojamiento, la luz, el agua, etc.

La justicia diferenciará entre esclavos y miembros de la secta. Los primeros tendrán todas las obligaciones y ningún derecho y los segundos tendrán todos los derechos y ninguna obligación. Ladrones, mafiosos, estafadores y delincuentes de la secta serán siempre absueltos y los esclavos siempre condenados. Periodistas amaestrados en nómina se encargarán de justificar las sentencias.  

Los señoríos feudales podrán interpretar las leyes como les apetezca y si no les gustan podrán incumplirlas cuando y como les parezca.

Las empresas chantajearán y sobornarán a los miembros gobernantes de las sectas para que legislen siempre a su favor, aunque les devolverán el favor colocándolos en los consejos de administración, una vez terminen su carrera como dirigentes de las sectas. 

Este Constitución es sólo de uso interno para el Estado español. De cara al exterior se usará la Constitución de Suiza para poder engañar mejor al resto del mundo y seguir disimulando con que somos una democracia.

Se crea la figura del sindicato pesebrero que luchará por defender única y exclusivamente las prebendas que obtiene mediante chantaje de las sectas. Vivirán a costa del resto y nunca defenderán a los esclavos-trabajadores. Pelearán junto a las sectas y a las grandes empresas contra todos los esclavos-trabajadores.
Se podrían añadir unos cuantos puntos más, pero éstos se ajustan bastante a lo que está pasando y encajarían como un guante en el país.

Ahora, si quieren tener una Constitución democrática de un Estado de Derecho verdadero, deberían quemar la que existe y elaborar una nueva desde el principio donde todos seamos iguales, todos tengamos los mismos derechos, los delincuentes paguen por sus crimenes y delitos y exista algo de esperenza en el mercado laboral. 

La imagen la encontré en el blog de Daniel Estulin.


1 comentario: