La empresa Narrative Science crea un robot periodista que escribe mejores crónicas que los humanos

Si estás terminando el bachillerato y quieres dedicar tu futuro al Periodismo, tengo malas noticias para ti. Si ya estás metido en el ajo de los medios de comunicación, no hace falta que te cuente más. Ya conoces como está el patio.

El titular que encabeza esta noticia no está manipulado, hoy no es el día de los inocentes y tampoco celebramos el April Fool´s Day anglosajón. Es real como cualquier avance científico que nos acerca a un incierto paraíso o, según otras opiniones, a la nada más absoluta.

La noticia no hay que comentarla mucha porque se describe por sí misma: La empresa Narrative Sciencia ha creado un robot periodista que escribe mejores crónicas que sus colegas humanos. El robot, supongo que lo incorporarán a la redacción junto a otro de sus iguales que ya crea exclusivas impactantes detectando noticias en su entorno, se documenta en Internet y las publica. Si además tienes la suerte de poder contar con el robot corresponsal de guerra, tu medio no va a tener límites.

Ya únicamente queda crear el robot demagogo o robot manipulador y se cierra completamente el círculo, aunque leyendo algunos medios casi aseguraría que ya los han incorporado a varias redacciones.

Supongo que como jefe colocarán a esta creación surgida del proyecto Periodismo robótico de Mechanical Turk.

Tras décadas y décadas de existencia del periodista robot en cualquier momento esperábamos la evolución lógica al robot periodista.

Este presente que nos contempla va a ser la gloria para los editores de medios. Ni un sueldo, ni una huelga, ni una rectificación. Todo controlado. Que en un momento dado ganan las elecciones los que no nos interesan, se llama al programador que nos haga unos pequeños ajustes al software de los robots y a seguir funcionando.

Y no creas que como periodista pienso que estos avances van a suponer la sentencia de muerte para nosotros. Creo que los periodistas humanos todavía tenemos mucho que decir. Si lo piensas detenidamente el poder leer noticias independientes, sin sesgo, sin emociones y llamando al pan, pan y al vino, vino, puede resultar incluso un sustancial paso hacia el futuro. Yo incluso iría más allá y colocaría robots en los juzgados para que se encargaran de sacar adelante todos los casos. Creo que, carentes de todo tipo de sentimientos y emociones, se limitarían a dictar sentencias, única y exclusivamente aplicando las leyes.

Desde hace tiempo realizo y presento el programa sobre Bolsa, Economía y Finanzas, Mercado de Capitales, y cada vez me encuentro con más inversores y analistas que dejan su dinero en manos de software determinado que se encarga de comprar y vender acciones, bonos o materias primas. Estos programas no tienen en cuenta las noticias con las que nos bombardean los medios, no sufren por las pérdidas, ni se alegran por las ganancias. Van a buscar entre miles y miles de acciones las que mejor se están comportando en cualquier mercado y actúan en consecuencia.

El resultado es altamente satisfactorio para los inversores que no hacen más que ver como se sigue incrementando su patrimonio.

La imagen la encontré en Ibuenaidea.

3 comentarios: