El paro en España supera el 20,3%, según los datos EPA del último trimestre de 2010. 4.700.000 desempleados

Los datos reales del desempleo en España y el único que tiene en cuenta la Unión Europea se han desvelado como un nuevo mazazo a las ilusiones de recuperación que siguen cacareando desde el Gobierno.

Las cifras son para llorar. Al final del último cuatrimestre de 2010, el 20,3% de la población española en edad de trabajar, no tenía trabajo. Exactamente 4.700.000 personas en términos redondos.

Si comparamos estos datos con los falsos del INEM, se deduce que el Gobierno esconde bajo las alfombras a 700.000 parados que no los cuenta como tales a pesar de estar desempleados, mediante tácticas, malabarismos contables y falseamiento de los términos, pese a que no tienen trabajo y lo están buscando.

Cuando llega el momento de hablar de la lacra del paro, reconozco que me siento fatal porque lamentablemente cada mes que pasa tienes que repetir lo mismo, nada cambia, si no es a peor, y cada dí que pasa una nueva legión de parias se incorporan al limbo de la nada laboral en el que se ha convertido España.

Con estos datos en la mano llama la atención la ronda de negociaciones que están manteniendo Gobierno y Agentes Sociales para la reforma de las pensiones. Aunque todavía no están cerradas del todo, es curioso que todavía se quiera alargar todavía más la edad laboral cuando en muchas zonas, más del 40% de los jóvenes, si no son más, no pueden encontrar un trabajo.

A todo este panorama hay que unir el aluvión de subidas escandalosas de todos los servicios públicos más básicos y el gran latrocinio que supone la ayuda a los bancos, cajas y subvenciones a todos los de las sectas que soportamos.

En Francia están en pie de guerra porque su Gobierno pretende subir la edad de jubilación a los 65 años. Aquí tenemos Gran Hermano, el fútbol, la colección de gañanes de turno cuyas vidas son tan interesantes y las factorías de fabricación de idiotas que siguen a pleno rendimiento.

La imagen la encontré en Heraldo de Aragón.

1 comentario: