El periodismo independiente de Wikileaks enciende las alarmas del Gobierno USA que quiere acabar con los mensajeros

A los gobiernos no les gusta ni un pelo que salgan a relucir sus vergüenzas y para ocultarlas, en parte, de ello se encargan la legión de periodistas amaestrados que apesebrean en sus cuadras.

Wikileaks con su brillante exhibición periodística mostrando la guerra de Afganistán al desnudo los está poniendo nerviosos y para que no cunda el ejemplo y el periodismo servil siga siendo la tónica dominante, van a la caza y captura del mensajero.

Como bien debes saber, Wikileaks puso al descubierto una serie de documentos que mostraban a las claras como se lo montaba el Gobierno de Estados Unidos en el país asiático. Aquí tienes el enlace con todas las revelaciones. Aquí puedes seguirlos en Twitter.

Después de innumerables informaciones en torno a este famoso caso, ha surgido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de muchos, entre los cuales me incluyo, con las amenazas directas del Gobierno USA para matar al mensajero.

Muy mal tienen que estar las cosas cuando, al conocer unas canalladas determinadas, no se va contra los canallas que las cometieron, sino contra los que las denuncian con su publicación.

Desde aquí queremos mostrar todo el apoyo del mundo a Wikileaks y a su forma de destapar irregularidades, cuando no criminalidades de gobiernos que dicen ser democráticos y transparentes.

Creo que volvemos a estar ante un caso determinante con el que se van a dirimir muchas cosas. Y, de nuevo, esta batalla se librará en la Red, desde donde hemos ganado ya unas cuantas a algunos señores feudales que todavía sobreviven en pleno siglo XXI.

Tal como te comenté hace unos cuantos días, estoy funcionando a medio gas en el blog, de modo que tampoco quiero extenderme mucho, pero te prometo que en septiembre Wikileaks tendrá una entrada como verdaderamente se merece por la inestimable labor que está realizando en pos de la verdad, del periodismo independiente y de la transparencia.

El logo de Wikileaks lo encontré en su página.

No hay comentarios: