F1: G.P. de Turquía. Segundo Doblete de McLaren

Primera victoria para Lewis Hamilton en la presente contienda y en el Istambul Park. Merecida por un lado, estamos de acuerdo, pero no me podrán negar que regalada en un gran porcentaje.

En lo que llevamos de temporada, no hemos dejado de hablar de Red Bull ni en un sólo Gran Premio. Hoy no podía ser diferente, pero por cuestiones bien distintas. Y nos referimos al incidente de la vuelta 39 en el que Vettel toca a Webber y ambos pierden las opciones de alzarse con la victoria en Turquía. Haciendo caso omiso de las declaraciones de uno y otro, comunicados oficiales emitidos por la escudería y opiniones de los aférrimos a Sebastian, voy a culpar directamente al alemán de lo ocurrido por dos motivos:


Primero- Sebastian Vettel peca de irresponsabilidad, falta de ética y respeto hacia su compañero de equipo y la casa que le da de comer. Cuando se traza por el lado sucio adelantando a un rival, no se puede “echar” del trazado limpio al piloto que ya circulaba por el mismo a las bravas, intimidando con el monoplaza. Menos cuando es tu compañero de equipo y con un doblete prácticamente hecho.


Segundo- Mark Webber, como piloto adelantado no debe cerrar la trayectoria del piloto seguidor ni permitir abiertamente un adelantamiento mascado a su compañero de equipo. Ni ha echado candado en plan Hamilton, ni ha regalado su puesto al piloto seguidor simplemente porque se llame Sebastian Vettel y mole más. Comportamiento correcto del australiano. El perjudicado, recordemos, en este caso.

Exceso hormonal del alemán, que acabó por insultar a su compañero de equipo y los dos fuera del trazado. Falta grave de Vettel por partida doble. Ya no se veían esas caras de superioridad en el box de Red Bull, encajando con vergüenza una situación completamente innecesaria. Van a haber palabras duras, por primera vez en la temporada quiero creer, en la casa de la bebida energética.

Por el lado de McLaren. Hemos dicho que son los segundos más evolucionados y se ha demostrado durante todo el Gran Prix, siempre pegados a las aletas de la energética para aprovechar cualquier circunstancia como la vivida. A punto estuvieron de repetir incidente, pero un poco más de sangre fria por parte de ambos pilotos les ha otorgado el segundo doblete de McLaren, completamente merecido aunque haya sido más por azar que por valía.

Otro de los grandes protagonistas fué el pronóstico meteorológico. Los sensores no dejaban de avisar de posible chubasco y los ingenieros se afanaban en avisar a sus pilotos. Hecho que se transformaba en una tremenda pasividad en espera de esa lluvia milagrosa. Al final, cuatro gotas que no sirvieron para animar un cuadriculado Gran Premio donde hemos visto más de lo mismo, con permiso de Vettel, que nos ha regalado un pequeño respiro.

Mercedes tras la estela plateada y Ferrari sin encontrar el camino de la remontada. Queda mucha temporada, está claro, pero se va agotando la arena del reloj y una remontada explosiva a tres cuartos de mundial puede ser una gesta imposible de conseguir a éste paso.

Se hace rutinario hablar del trabajo de cada escudería en los diferentes grandes premios porque son comentarios calcados, así que para no aburrir y habiendo analizado por encima lo más interesante, creo que es de recibo dejarlo aquí, no sin antes recordar como quedan las cosas.


1- Lewis Hamilton – McLaren.

2- Jenson Button – McLaren

3- Mark Webber – Red Bull.


Dato positivo: los tres pilotos españoles terminaron la carrera, siendo el mejor puesto el de Fernando Alonso en octava posición, cuatro puntos que lo ayudan a no descolgarse del mundial y lo dejan cuarto en la general (79 puntos).


La general:


1- Mark Webber – 93 puntos.

2- Jenson Button – 88 puntos.

3- Lewis Hamilton – 84 puntos.

Resultado que hace que McLaren adelante a Red Bull en el mundial de constructores. Enhorabuena para los de Woken que pueden ser los candidatos a frenar el avance de Red Bull.

Para finalizar, recordar que lo vivimos en directo con el equipo de EFTomás en http://f1sinfrenos.com una vez más y lo dejamos registrado en formato podcast para aquellos que no pudieron asistir al directo. Igual haremos en 15 dias, desde Canadá en una nueva cita del mundial. Hasta entonces, les dejo con -lo mejor, lo peor- y el deseo de que ingenieros evolucionen vehículos con mayor rapidez. No hay que olvidar que el resultado de hoy ha sido pura chiripa, no es que Red Bull se haya venido abajo de la noche al dia, queda mucho trabajo por delante para darles caza.


Lo Mejor:

No vence Red Bull, aire fresco en lo alto del cajón.


Varias situaciones interesantes dentro de un mundial que comienza a ser tedioso.

Se puede predecir con exactitud cuantas vueltas puede aguantar un neumático blando pero no en qué vuelta aparecerá la primera gota de lluvia. Algo que ni la tecnología puntera de la F1 ha llegado a controlar al 100%. El azar sigue siendo parte imprescindible en la categoría reina del motor.


Lo Peor:

Comportamiento y actitud de Sebastian Vettel. Simplemente lamentable.


Demasiada pasividad. No hay que esperar que los demás fallen sino estar por encima de los rivales por méritos propios.


Siguen existiendo dos mundiales bien diferenciados. Hay que instaurar alguna fórmula para equilibrar resultados en la parrilla.

Jorge Arias.

1 comentario: