El presidente del Gobierno de Polonia muere en un accidente aéreo cuando se dirigía a un homenaje por las víctimas de Katyn

Supongo que a estas alturas ya conocerás la noticia de la muerte del presidente de Polonia, Lech Kazynsky, junto a otras 96 personas ó 130, según las fuentes, cuando intentaba aterrizar en la ciudad rusa de Smolensk a donde se dirigía para conmemorar los actos en recuerdo de la matanza de 20.000 oficiales polacos por el ejército soviético durante la Segunda Guerra Mundial.

Ahora el país tendrá que asumir este duro golpe de perder en un mismo accidente, no sólo a su cabeza, sino a buena parte de su gabinete. Algo que espero puedan hacerlo con celeridad, aunque en medio del dolor, es lógico pensar que la normalidad no llegará hasta dentro de un tiempo.

Las primeras hipótesis sobre el accidente apuntan a un fallo del piloto que, según distintas fuentes, intentó aterrizar hasta cuatro veces en el aeropuerto de Smolensk, en donde el tiempo se alió con los elementos y fue uno de los factores desencadenantes de la tragedia.

El presidente del Gobierno de Polonia, Lech Kazynsky, se dirigía a Smolensk para participar en los actos de homenaje del 70 aniversario de la matanza de 20.000 oficiales polacos en el bosque de Katyn, historia que llevó a la pantalla el cineasta polaco Andrzej Wajda y que te recomiendo para que conozcas algo más de esta truculenta historia, de la que hasta hace muy poco tiempo no supimos realmente la verdad.

Los soviéticos acusaron a los nazis de ser los autores del asesinato en masa de los oficiales polacos, pero el paso del tiempo, y la acumulación de evidencias obligaron al actual Gobierno ruso a admitir los hechos.

El País ofrece un vídeo con las primeras imágenes en vídeo del lugar del siniestro.

La imagen de los bomberos sofocando las llamas de los restos del aparato la encontré en Canarias 24 horas.

2 comentarios:

Carlos dijo...

Una gran pérdida, pero hay que saber que junto al presidente viajaban también más de 90 personas.

Anónimo dijo...

A mi esto me parece demasiado descarado.
Se trata claramente de un asesinato.
A mi me parece demasiada casualidad, demasiado tentativo para sus enemigos. Obsesivos pro-europeos. Hermann von Rompuy probablemente sepa mas de esto, ahora que es el manda mas de Europa, y eso que nadie sabe de donde coño ha salido, quien es, de donde viene, y derrepente del día a la mañana, gran jefe comanitú.
¿Hasta cuando hemos de aguantar esto?
Siento mucho que existan sinvergüenzas en la UE y detrás de su cortina que se dediquen a organizar asesinatos a través de sus juguetes climatologicos.
Han recalentado el suelo dirigiendo ondas ELF hacia la ionosfera y rebotando en la ubicacion deseada, generando así una niebla densa.
Otro asesinato mas sin firma. El asesino queda inpune.
¿No os creéis que exista una maquina capaz de modificar el clima?
http://lapirularoja.wordpress.com/