Fundescan, la vergüenza de UGT en Canarias, deja tiradas a 160 familias

El colectivo de limpiabotas del Gobierno, UGT, sigue mostrando sus vergüenzas, su calaña y su forma de actuar miserable.

Llevaba tiempo informándome, investigando e intentando entender como Fundescan, chiringuito para organizar cursos, casas taller y fuente inagotable de subvenciones, presenta suspensión de pagos y deja en el limbo a 160 familias que siguen trabajando, pero no cobran.

Están ahora mismo en esa tierra de nadie jurídico-social en el que se encuentran los que padecen o han padecido las suspensiones de pagos o concursos de acreedores: no pueden irse de la empresa porque los despedirían, no pueden agilizar los papeles del desempleo porque no están parados y tampoco pueden cobrar porque la empresa no tiene dinero.

El caso de los pesebreros vividores de UGT es todavía más sangrante porque, en teoría, deberían defender a los trabajadores, no humillarlos, pisotearlos, putearlos y tirarlos por la borda, como han hecho estos tipejos.

El sistema feudal español no entiende que esas 160 familias tienen que pagar sus alquileres, sus hipotecas, su comida, su recibo de la luz, su recibo del agua. No lo entienden porque los que tienen que entenderlo tampoco tienen la más mínima vergüenza y les importa un huevo que las canalladas de unos miserables las paguen los trabajadores.

Se supone que ahora el juez será el que decida qué hacer, pero corre el tiempo y esas 160 familias que están en la cuneta no pueden esperar eternamente. Que los echen o que los coloquen en otro chiringuito de esos, pero que hagan algo.

El porqué se ha llegado a esta situación es todo un misterio, como lo que suele ocurrir por aquí. Un día había dinero para hacer los cursos, mantener las casas taller y pagar las nóminas y al día siguiente ya no había, aunque las subvenciones seguían llegando puntualmente. ¿Mala gestión?, ¿algún ladrón que se ha llevado la pasta?, ¿fondos desviados a gilipolleces? En un sistema normal, democrático y con un Estado de Derecho al uso, se depurarían responsabilidades y los más débiles de la cadena, en este caso los trabajadores tendrían alguna garantía, pero en este sistema de impunidades e injusticias, es más sencillo apelar a la suerte.

¿Y estos tíos de UGT son los que presumen de defender a los trabajadores? Hace tiempo que los tenemos calados. Vividores sin vergüenza que viven de subvenciones, machacan a los verdaderos currantes y evitan con sus mentiras y sus iniquidades que el pueblo le prenda fuego a La Moncloa con su inquilino dentro.

No voy a llamar sindicato a UGT, porque no quiero que se sientan ofendidos. Sindicatos son los que luchan por los trabajadores, no los que los humillan y los machacan con sus mentiras y sus formas de sindicatos fascistas de otra época.

Creo que todo esto se arreglará cuando llegue la democracia a España, con división de poderes, con un sistema judicial independiente con sindicatos que si defiendan a los trabajadores y con representantes del pueblo que representen al pueblo y no a una secta de gentuza que sólo mira por los de su casta.

Sindicatos ahora mismo los hay y muy combativos, por cierto. CNT, USO, CGT, por ejemplo. Y hay otros. Lo malo que son minoritarios ahora mismo. Supongo que ocurrirá igual que con las elecciones. Con tanta ameba en estado de hibernación viviendo en España, es normal que en las encuestas el 80% esté encantado de que les gobiernen corruptos, inútiles, miserables y gentuza.

Según tengo entendido, todos los dirigentes de UGT de Canarias han cobrado sus nóminas de Diciembre, Enero y Febrero, los 160 damnificados de Fundescan, la vergonzosa canallada de UGT, no.

La cabronada que les hizo UGT a los trabajadores de Fundescan ocurrió en Diciembre y a día de hoy, todavía no se ha tomado ninguna decisión al respecto, los trabajadores siguen sin cobrar y continúan con los cursos. ¿Habrá solución antes de fin de año? Lo dudo mucho.

La imagen de los bidones de gasolina a muy buen precio la encontré en Motoboom.

11 comentarios: