La nueva crisis que llega y que se nos llevará a todos por delante

Todavía no hemos salido de la crisis en la que estamos inmersos y sigue sin verse claramente la luz al finan del túnel, cuando unos cuantos expertos y no expertos en Economía anuncian que está ya revoloteando la siguiente crisis.

Quizás para personas como yo que llevamos décadas en crisis, la noticia no nos coge por sorpresa, pero es sintomático que las supuestas soluciones o parcheos que se le han dado a ésta, hayan dejado el sistema casi exactamente igual que como estaba antes del vendaval económico que se llevó por delante a miles de empresas y millones de trabajadores.

Confiaba en empezar a leer datos positivos durante los inicios de este año 2010, pero me temo que no va a ser así. Alemania, una de las locomotoras económicas europeas, por no decir la única, ha dado a conocer los últimos datos sobre su PIB y dan miedo. Si el país que tiene que ser el motor de la recuperación en Europa está así, imagínate países como el nuestro que vive de lo que vive.

Ya no son aisladas las declaraciones de los que anuncian que estamos entrando en una nueva crisis. La BBC a través de su sección económica hablan de la formación de una nueva burbuja económica global. El banco francés Societé Generale (SG) va más allá y anuncia un colapso global en menos de dos años.

El economista Ricardo Vergés comenta en este vídeo el dantesco escenario que vamos a vivir en los próximos meses o años.

También el presidente del Gobierno español Felipe González, un individuo que no es santo de mi devoción, pero que conoce bien el tema, ya ha vaticinado que estamos a las puertas de otra crisis.

Es lógico pensar que ante estos augurios tan negativos los Gobiernos que supongo que conocerán la situación mejor que nosotros, tomen las medidas oportunas. Me consta que algunos han aprendido de la actual crisis y conseguirán sortear mucho mejor la siguiente, aunque en una economía global, hagas lo que hagas, siempre termina salpicándote, por muy bien que hagas las cosas, porque siempre habrá países que funcionen como las cigarras y no dejen de gastar y endeudarse hasta el infinito, como si el dinero pudieran fabricarlo con una máquina mágica, como hace ZP en el nuestro.

Estoy convencido de que mientras no se mande a la cárcel a todos los corruptos políticos y económicos que nos han metido en este berenjenal y se construya un mundo más justos en todos los sentidos no dejaremos de saltar de crisis en crisis y tiro porque me toca, como en el juego de la Oca.

No es normal que los ciudadanos medios y los trabajadores normalitos tengamos que pagar siempre el pato de lo que hacen unos dirigentes políticos y económicos, cuya única razón de ser, en la mayoría de los casos, es enriquecerse escandalosamente y robar y robar y robar al resto de los ciudadanos.

La revolución francesa comenzó de forma similar. Quizás sea ya el momento de ir limpiándoles el óxido a las guillotinas y sacándoles brillo porque, visto lo visto, las vamos a necesitar pronto.

No te voy a hablar aquí de desigualdades sociales porque hay demasiadas, pero sólo piensa en el terremoto de esta noche en Haiti: Una catástrofe natural azota un país pobre con construcciones enormemente endebles y se cobra cientos de miles de vidas. La misma catástrofe en otro país avanzado con buenas construcciones, apenas se hubiera notado o se habría limitado a unos pocos daños.

La imagen la encontré en Exa. Unne. Edu. Ar.

2 comentarios: