La dignidad de Catalunya

Me he resistido hasta ahora, pero creo que es bueno opinar sobre lo que está aconteciendo en torno a la aprobación o no del Estatuto de Catalunya, la columna de opinión conjunta que han publicado 12 medios catalanes y sobre todo este lío.

En primer lugar creo que el Tribunal Constitucional debería haber tomado una decisión en un sentido o en otro hace ya mucho tiempo. Demorar ad infinitum la sentencia no está haciendo más que cabrear a todo el mundo, mucho más a los catalanes que lo votaron, aunque no supongan más que el 30% del electorado.

Entiendo perfectamente el sentir de los catalanes y creo que merecen una respuesta cuanto antes, pero no creo que el editorial o columna de opinion conjunto que han acordado publicar 12 medios sea el modo ideal de pedir justicia o enviar una velada amenaza a los miembros del Tribunal que se están tomando el tema con excesiva parsimonia.

En este país tendemos a meternos en camisas de once varas o en donde no nos llaman. Por eso mismo creo que tienen que ser los miembros del Tribunal Constitucional los que decidan sobre la constitucionalidad o no del Estatuto de Catalunya, no el sindicato de fontaneros de Úbeda o la Asociación de Artes Gráficas de Lugo, por poner un par de ejemplos. Cada cual debe ejercer su labor, pero en el caso que nos ocupa, creo que están demorando demasiado el asunto y eso cansa a cualquiera, cabrea a todo el mundo y crea mal rollo.

Pienso que si se quisiera coger al toro por los cuernos de una vez y optar por un Estado Federal con todas sus consecuencias, se acabarían todas estás dilaciones, inconsistencias y encabronamientos de unos y otros, pero por lo que sea, a muchos les interesa más un Estado a medio hacer, con la mitad de las instituciones funcionando al ralentí y a modo de atrezzo, mientras pasan los años, los lustros y las décadas y todo sigue igual que siempre.

Les deseo a todos los catalanes lo mejor, de hecho como te he dicho muchas veces, mi familia materna es catalana y me sentiré muy feliz cuando consigan lo que merecen con toda la justicia, tanto ellos como el resto de los españoles.

Con respecto al editorial conjunto, quizás habría que mirar hacia el tipo de subvenciones que reciben los medios que la han firmado. En todos los casos son sospechosamente acusatorias de los intereses que les mueven.

En un país donde se pregona a los cuatro vientos sobre las bondades de la pluralidad, llama la atención que 12 medios opinen lo mismo sobre algo, aunque considero que están en su derecho de hacer lo que han hecho, aunque quizás me hubiera gustado más que cada medio argumentara en un sentido o en otro y no todos exactamente igual.

Estoy bastante de acuerdo con el comunicado que acaba de publicar la FAPE (Federación de Asociaciones de la Prensa de España) de la que soy colegiado, si no me han echado ya por no pagar las cuotas, pero no es por mi culpa, es porque en Las Palmas de G.C. nunca hay nadie que te coja el teléfono y en la sede hace tiempo que no hay ni un alma.

La imagen del mapa de Cataluña, lo encontré en Campings.net.

1 comentario: