La corrupción se extiende por España como una plaga



¿Qué te voy a decir que ya no sepas? Las cárceles ya no dan abasto para meter a tanto delincuente, presunto delincuente, ladrón, presunto ladrón y toda esa fauna de políticos corruptos que viven y cazan en nuestro ecosistema.

Es normal que unos cuantos miserables nos estén robando en nuestras propias narices y el sistema lo contemple como algo normal, cotidiano o incluso como una fórmula más para financiar partidos políticos o vidas de gentuza que si no fuera por sus tejemanejes políticos, por sus méritos tendrían que vivir debajo de un puete y alimentarse de basura en los contenedores o robándole la comida a otros en los comedores de beneficencia.

La imagen me la hice en Says.com.

1 comentario: