F1: G.P. de Hungría 2009

Antes de resumir lo acontecido durante el G.P. de Hungría en el dia de hoy, me gustaría enviar en nombre de Esperantia los mejores deseos de recuperación para Felipe Massa, herido de gravedad durante las clasificatorias del pasado sábado, concretamente en la Q2.

Un componente de la amortiguación trasera del Brawn que conducía Rubens Barrichello se desprendió (se habla de un muelle, concretamente), saliendo disparado contra el F60 de Felipe Massa, impactando contra el casco y atravesando la visera. El brasileño, aturdido por el impacto que le produjo una herida bastante seria en el rostro, no pudo detener el vehículo y acabó impactando a más de 200kms/h contra las protecciones de la curva 4, una de las más rápidas de Hungaroring. Fue trasladado urgentemente al hospital AEK de Budapest, donde incluso se temió por posibles lesiones cerebrales del piloto de Ferrari, descartadas unas horas después tras las primeras pruebas.

En estos momentos, Felipe permanece sedado y en coma farmacológico (que se prolongará 48 horas más para ver su evolución) y no se teme por su vida. Se plantea difícil conocer el alcance real de las lesiones sufridas por el brasileño... pueden ser semanas,meses, años e incluso no volver a recuperarse completamente del todo, afirman los médicos que lo están tratando.

La FIA ha abierto una investigación para averigüar los motivos que ocasionaron el incidente, en la que Branw ha manifestado su total disposición a colaborar ferreamente. No sólo el caso del fatídico muelle del Brawn de Barrichello, sino el desconcierto vivido en la Q3 cuando, en un momento dado desaparecieron todos los registros de los cronos y no se supo quien tenía la pole en esos momentos. Tras unos momentos de confusión, se pudo corroborar que la pole pertenecía a la mejor vuelta de Fernando Alonso, increible pero cierto, la cafetera de renault, la más rápida de las eliminatorias.

Vuelve la alegría a Woken y se vuelve a ver a Papi Hamilton en pantalla... el nene ha hecho buen trabajo éste fin de semana. McLaren tiene un enorme peso en el deporte rey del motor, aunque el hijo de la Gran Bretaña y algún que otro personajillo de la directiva (y no hace falta que dé nombres própios) se hayan encargado de desprestigiar la marca. El trabajo del equipo mecánico ha sido perfecto evolucionando el MP24 por encima de las espectativas. El nene sólo ha tenido que pisar el pedal derecho para acelerar, el izquierdo para frenar e intentar mantenerse en el trazado de asfalto para imponer la superioridad de la Flecha Plateada en el rápido trazado húngaro.

Un Kimi Raikonen renacido ha impuesto su criterio, con el permiso de Jamiltongo, y ha acabado en segundo lugar, confirmando que la evolución del modelo beta del F60 no es nada desdeñable. El equipo ha acertado de pleno con la estrategia y configuración del vehículo, colocando al Finlandés a tiro de cajón, el cual no se le ha resistido. Misión Cumplida. Por cierto, que se rumorea que hay tratos entre Kimi y Renault para la próxima temporada... ¿huele al tenebroso miedo de las colas del paro en la Scudería?. Raikonen no sería un mal sustituto de Alonso en caso de irse pero... dejaría prácticamente condenada la carrera del Finlandés en caso de que el equipo de Briatore no se tome más en serio crear una máquina de verdad y no un juguete, como hasta ahora hace.

Se esperaba más de Red Bull en la jornada de hoy, viendo las características tanto de circuito como de pack aerodinámico, pero no ha sido así. Un esperanzado Mark Webber solo alcanzaba el tercer puesto del cajón mientras el "niño de la Candelaria", Sebastian Vettel ha tenido que abandonar por un problema con la bomba de aceite. Ya se presagiaba mal resultado cuando su imprudencia le llevaba a colisionar levemente con Kimi Raikonen en los primeros envites de la carrera. De todos modos, ambos pilotos mantinen opciones al mundial, tras el deshinche de Brawn en estas últimas citas. 18,5 puntos concretamente de diferencia con Jenson Button y mucho mundial por delante. Aún veremos una interesante pugna en las acaballas como Brawn no reaccione, creanme.

Y es que los misiles fosforitos no acaban lo que empezaron. En dos carreras hemos visto como no es tan fiero el león como lo pintan. Y como muestra un botón. Séptimo puesto para Jenson Button y décimo para Rubens. El resto de coches está evolucionando y ahora se confirma que ni uno es una genialidad como se especulaba, ni el otro tiene el eterno elixir de la juventud. Ahora empiezan a verse los resultados reales de los dos pilotos de Brawn, justo cuando el resto de vehículos evoluciona a la misma velocidad. Resultado para maquillar el ridículo, lo de hoy... sin más comentario por mi parte.

Como gran decepción, el talento de los mecánicos de Renault (que cuando no es Juana, es la hermana) apretando los tornillos de la llanta. ¿Esta gente a qué se dedica en su tiempo libre? porque de veras, les conviene entrenar más. Si ya es inviable ganar segundos, con la patética máquina que han construido, durante una carrera, se antoja imposible hacerlo en el box con éstos manazas del quince. Si yo fuera Alonso lloraría a moco tendido... esto es un sabotaje en toda regla. Después de dejarse la piel en las clasificatorias y conseguir la pole, tener que acabar tomando un helado a lo Raikonen no es de recibo para ningún piloto que se precie. Supongo que se podría negociar un crédito ICO y conseguir coches de segunda mano (equipo mecánico incluido) en los bajos fondos de la GP2; se verían mejores resultados, seguro. Toma nota, Briatore.

Aunque los aficionados españoles podemos estar contentos. Buen resultado del flamante nuevo piloto de Red Bull cedido durante dos temporadas a Toro Rosso, el catalán Jaime Alguersuari. Su ritmo ha sido constante y ha superado por completo a su compañero de equipo y algo más veterano Sebastian Buemi. Apunta buenas maneras y solo le falta coger algo más de experiéncia. Recordemos que es el piloto más joven del mundial y el que menos oportunidades de entrenar ha tenido; aun así ha terminado su primera carrera sin incidente alguno. Ánimo muchacho, en nada le estarás dando cera a todo un experto como Nelsinho Piquet, no me cabe mayor duda (y quien sabe si doblando a Hamilton... todo puede ocurrir).

Poco más que comentar del GP de Hungría 2009. Próxima cita del mundial en Valencia donde podríamos volver a ver a Marc Gené a los mandos de un Ferrari, pero sólo son especulaciones. Lo que sí es cierto es que el mundial está más abierto que nunca, respondiendo a la petición de los aficionados. Los vehículos se están igualando cada vez más y comienza a verse quién es un verdadero piloto y quien se limita simplemente a conducir una máquina bien preparada.

1. Lewis Hamilton. McLaren-Mercedes.

2. Kimi Raikonnen. Ferrari.

3. Mark Webber. Red Bull.

18. Fernando Alonso. El tipo ya hasta sonrie, completamente aclimatado al bochorno que supone conducir una cafetera con motor de lavadora. Eso sí, ING tu vergüenza y cada día la de más gente.

Jorge Arias

Actualización: Añado un par de noticias que han surgido en torno a este Gran Premio de Hungría que no ha podido incluir Jorge Arias en su excelente crónica, dado que se acaban de producir hace unos minutos.

La FIA ha sancionado a Renault con no correr el próximo Gran Premio, el que se celebrará en Valencia por actuar de forma deliberada permitiendo que el coche de Alonso saliera a pista sin estar seguros de que una de sus ruedas estaba perfectamente asegurada lo que puso en riesgo la seguridad del resto de participantes.

El piloto brasileño Felipe Massa ha respondido positivamente al TAC
(Tomografía Axial Computerizada) que se le ha realizado y los médicos que le atienden descartan cualquier daño neurológico.

10 comentarios: