Matando troyanos

Hoy le he dedicado algo de tiempo al pequeño espacio que tengo en mi red doméstica con Windows XP. Funcionando con Ubuntu no hay que preocuparse de virus y troyanos, pero en Windows son el pan nuestro de cada día.

Observaba con curiosidad como cuando usaba Ubuntu o Mac, la navegación era rápida, fiable, sin cortes y a las mil maravillas, pero cuando lo hacía con Windows era una verdadera pesadilla.

No. No soy masoca. Normalmente uso Ubuntu en el equipo y puntualmente Mac. Tengo una emulación de Windows con Virtual Server y me va muy bien, pero en uno de los ordenadores dejé una porcion con Windows XP instalado con algunos programas.

Hoy me decidí a trastear para ver qué problemas podía tener Windows en la navegación y por qué las conexiones con las ventanitas eran tan lentas. El problema estaba en los troyanos que se te cuelan por el router como sanguijuelas. No sé si esto afectará cuando uso Ubuntu o Mac, pero, desde luego no lo noto.

Hice un par de cosas y se resolvió todo. El problema es que los troyanos empiezan a abrir puertos a diestro y siniestro y usan todo el ancho de banda que tienes para sus propósitos. La solución es un programa muy sencillo, fácil de usar y gratuito que se llama Winsock. Tarda 2 segundos en dejarte todo como la seda y ahora mismo en cualquiera de los tres sistemas la red va bien, bien.

Reconozco que en cuestiones informáticas y de redes soy una completa nulidad y voy resolviendo las cosas a salto de mata. Soy un usuario muy torpe y con conocimientos mínimos, pero me gusta ir descubriendo cositas.

Igual estoy diciendo una barbaridad y los troyanos se te meten hasta el tuétanos con Windows o sin Windows, pero ahora mismo todo va bien. Siempre ha ido bien con Ubuntu y Mac y el Windows que tengo instalado empieza a verle el color a Internet.

Hay que ver el tiempo que te hacen perder, pero por contra vas aprendiendo cositas.

La imagen la encontré en Aprender Gratis.

5 comentarios: