Router, revolución y puntos

Durante todo el día de ayer estuve peleándome con un módem router, pero al final le gané la batalla. Ya lo tengo todo configurado y funcionando de maravilla.

Debo confesar que no es del todo cierta esa afirmación que dice que para configurar algo similar con Telefónica y Windows como protagonistas, te lleve 20 horas. No. con 14 vas sobradísimo. :-))

Y ahora dirás: ¿Y un ubuntero como tú qué hace con windows? Pues lo de siempre: No hay soporte para linux, de modo que tienes que configurar todo en windows primero, conectarte y después buscar los drivers y demás componentes en linux.

Me llevó algo de tiempo, pero ya lo tengo todo funcionando. 3 ordenadores en red con ubuntu que se conectan a través de ese router y un Mac que lo hace por wifi o cable, según esté más o menos lejos. En uno de los ordenadores sigo manteniendo una pequeña ventanita de windows para algunos programitas, pero básicamente es todo ubuntu. A Windows le tengo que meter mano un día de estos para sustituirlo por el virtual server, y pasar de las ventanitas de una vez, pero, todo se andará.

Estuve todo el día pensando el post o la entrada que quería escribir y que estaba centrada en lo que está pasando y lo que están pasando los españoles. Me parece realmente increíble que cada día todo vaya peor y a todo el mundo le parezca de miedo.

No sé si se arreglará pronto la economía, pero veo que cada vez se toman decisiones más estúpidas y más inservibles que lo único que hacen es aumentar la deuda y combatir el sangrante paro con subsidios y más subsidios. Quizás en algún momento caigan en la cuenta de que la caja del Estado no es infinita, pero tratándose de políticos, igual ni se enteran o, peor todavía, no quieren enterarse.

Cada día hay más personas sin trabajo, sin medios, sin posibilidades y sin esperanza, pero da la extraña impresión que aquí no pasa nada y que sólo le está pasando a algunos. Nunca a nosotros.

El Gobierno tiene un par de balones de oxígeno que lo van a salvar: un equipo español está en semifinales de la Champions y hay al menos un par de días de sosiego y en junio llega la copa interfederaciones con España de favorita y habrá casi un mes más de tranquilidad.

Mientras haya fútbol y televisión, todo se puede silenciar, acallar y ocultar. Además el pueblo adormecido se deja anestesiar encantado de la vida. Somos así de borregos.

Estoy esperando a ver si hay algo de reaccion y los revolucionarios empiezan a moverse y reclamar sus verdaderos derechos. Hasta el 31 de Mayo hay tiempo. Es la fecha en la que termina la promoción de puntos de una de las cadenas de gasolineras que uso. Ahora con la promo te dan 2 puntos en vez de uno por cada litro de gasolina. Como en la revolución habría que quemar muchos bancos y fabricar cócteles molotov, seguro que me sacaría pronto el kit bluetooth que quiero.

Supongo que los puntos por litros de gasolina te contarán igual tanto si vas a usarlos como combustible para el coche o si vas a hacerte cócteles molotov. Pero, no sé. Igual hay letra pequeña y todo.

Si la revolución comienza y empieza la gresca, las gasolineras podrían cambiar el sistema de puntos y fomentar el que compraran la gasolina en sus instalaciones. Por ejemplo, en vez de regalar por 100.000 puntos un televisor de plasma, regalar un kalaka o un lanzagranadas o un lanzallamas.

Con 2000 puntos un cargador para el kalaka o con 10.000 una granada de mano.

La imagen de los brigadistas la encontré en Socialismo.blogsome.

4 comentarios: