23 de Abril, día del libro. Noah Gordon, El Médico

Hoy, por si aún no te habías enterado se cumple el aniversario de la muerte de dos grandes escritores que curiosamente murieron el mismo día, un 23 de Abril de 1616: Miguel de Cervantes Saavedra y William Shakespeare.

Llevo todo el día del tingo al tango y viniendo en el barco se me ha ocurrido escribir unas líneas para recomendarte unos libros y quizás comencemos de este modo una pequeña tradición.

Al margen de recomendarte todo lo escrito por Cervantes y Shakespeare, me quedaré con otros dos que hace tiempo que leí y que todavía hoy me siguen encantando.

Comenzaré por un libro que me gustó mucho cuando cayó en mis manos. Tiempo de Amar, tiempo de morir de Erick María Remarque, un escritor alemán que también deslumbró a propios y extraños con otra de sus novelas, Sin novedad en el frente, pero me centraré en la primera de ellas que es menos conocida y que por ello te recomiendo.

Remarque le da ese toque paternal a sus personajes que nos hace identificarnos con ellos, pero al mismo tiempo consigue crear un ambiente hostil que los rodea y que les hace la vida imposible.

Es el caso de este libro que trata del permiso de tres semanas que un soldado alemán destinado en el frente ruso durante la segunda guerra mundial y lo que encuentra al llegar a su casa.

Una pincelada de los horrores que debieron soportar millones de personas durante aquellos años aciagos. Si tienes un hueco, búscalo porque te va a encantar.

El otro libro que te quiero recomendar es El Médico de Noah Gordon. Quizás las novelas históricas han perdido mucho desde que Dan Brown perpetrara sus fechorías, pero esta novela está muy bien construida y nos cuenta la historia de un niño inglés pobre del Londres del siglo XI que atraviesa medio mundo para convertirse en un verdadero médico. No te cuento más porque la historia es apasionante.

De la novela de Remarque se hizo una gran película que dirigió magistralmente Douglas Sirk y en la que incluso sale el autor encarnando a un profesor de instituto. Sorprendentemente de El Médico no tengo noticia de que se haya intentado llevar a la pantalla.

Sirva esta pequeña aportación como mi granito de arena para conmemorar que un día el hombre aprendió a leer, escribió libros y éstos hicieron felices a muchas personas, incluso a algunas todavía nos siguen cautivando.

La imagen de la portada de El Médico la encontré en Guvida.

2 comentarios: