Darwin

Hoy hace exactamente 200 años y un día (yo soy así de original) del nacimiento de Charles Darwin, un científico británico que le hizo el gran favor a Noé de aligerarle sustancialmente el peso de su arca.

Noé se enfrentaba a un grave problema cuando empezaron a caer las primeras gotas del diluvio: ¿Cómo voy a meter todos los dinosaurios dentro del arca junto al resto de las especies?

Pensó incluso en usar algún programa para comprimir como el Pkzip o derivados, pero se dio cuenta a tiempo de que la informática todavía no había sido inventada y mucho menos puesta en práctica.

Después de devanarse los sesos buscando la solución, estaba ya al borde de la locura cuando llegó Charles Darwin y le solucionó el problema.

- No tienes que meter a los dinosaurios en el arca porque Dios no los creó. Fueron evolucionando y evolucionando hasta que se extinguieron. Además ya no existen. Dejaron de pasearse por nuestro mundo hace millones de años porque no fueron capaces de evolucionar tras los abruptos cambios que sufrió la tierra. -Le dijo-.

A pesar de todas las evidencias científicas que existen y que conocemos a diario, hay quienes todavía defienden el creacionismo. Peor para ellos.

El caso del arca es el más llamativo porque pretenden defender que Noé subió al arca con todas las especies de animales, incluidos los dinosaurios, para mantener que el mundo lo creó Dios en 7 días hace sólo 6000 años, semana arriba, semana abajo. Cuenta que les sale después de sumar los 2000 años desde el nacimiento de Cristo, los 2000 años anteriores que van desde Abraham hasta Jesús y otros 2000 años desde Abraham hasta Adán.

Curiosamente en la biblia, que yo sepa, no se hace nunca mención alguna a ningún animal prehistórico.

El faraón no se iba a cazar Tiranosaurios Rex o en la última cena no comieron diplodocus asados o al pil pil. No aparece nunca un pastor de Protoceratops o de Oviraptors. Y no creo haber leído nunca ninguna mención a un animal que no lo tengamos aún entre nosotros.

Darwin acabó con un buen número de esas patrañas para llegar a la conclusión que los animales, el ser humano, incluido evolucionaron de otras especies. Nosotros concretamente descendemos de simios y, según se puede observar actualmente, algunos ya han alcanzado la meta y vuelven otra vez a sus orígenes y están empezando a involucionar hacia el mono.

Para ratificar esta teoría sólo tienes que encender la televisión a cualquier hora, seleccionar cualquier canal y observar durante 5 minutos. Encontrarás a muchos espécimenes que ya han comenzado a involucionar, tanto a un lado, como al otro de la pantalla.

Como en la época de Darwin no había televisión, el naturalista inglés no se dedicó a perder el tiempo tontamente como un golem frente a una caja absurda, culminó un viaje de cinco años a bordo del Beagle, navío que tenía como misión científica, básicamente la de cartografiar corrientes, costas, hacer mediciones y crear mapas. El nombre del barco hace referencia a una raza de un perro de caza británico, supongo que adecuado a la actividad de la misión.

Darwin, que lógicamente tenía que trabajar en el cometido de la misión, se pasó el tiempo haciendo mediciones, cartografías y demás actividades científicas, pero también aprovechó para observar la variedad de paisajes y especies de todo el mundo.

Tomó innumerables anotaciones y recopiló muchos datos en su viaje. A la vuelta, empezó a clasificarlos, a enumerarlos y a colocarlos detalladamente para crear su famosa teoría sobre El Origen de las especies. La historia es larga y curiosa, te recomiendo que le eches un vistazo.

Gracias a Darwin, que desmontó un montón de supercherías de garrafón que se habían tragado nuestros antepasados hasta entonces, la ciencia se quitó el pesado lastre de la religión que la tenía agarrada por las pelotas y no la dejaba avanzar a buen ritmo y nosotros podemos ver hoy en día un mundo, un poquito más lógico. Tampoco mucho, pero un poquito más.

La imagen de Charles Darwin la encontré en La Wikipedia.

8 comentarios:

Paula dijo...

No me parece bien que te burles de esta manera de los creacionistas. Darwin no demostró nada sólo es una teoría.

Ernesto dijo...

"concretamente descendemos de simios" es incorrecto: los simios y los humanos tenemos ancestros comunes, que no es lo mismo.

A la crecionista de Paula: a ver, la Evolución es un hecho. Demostrado. Por miles de pruebas, continuamente. Tanto la macroevolución, desde el origen de la vida, como las microevoluciones que tienen lugar a cada momento. La teoría de la evolución (de la que los estudios de Darwin son sólo una parte) intentan explicar ese hecho, y los mecanismos a través de los que funciona.

Por otro lado, el concepto de "teoría" en ciencia es distinto del usado en el lenguaje coloquial. Una teoría científica no es una hipótesis, una idea que se nos ocurre así a bote pronto, como en el lenguaje del día a día. Una teoría científica, en cambio, se basa en miles de observaciones y repeticiones de observaciones en las mismas y diferentes condiciones. Ofrece una explicación a los hechos observables. Y se repiten los experimentos y observaciones a ver si coinciden con la teoría. Esta teoría es contrarrestrada y evaluada continuamente, y si se encuentra un sólo hecho que la contradiga, se abandona. Algo que hasta el momento no ha ocurrido con la teoría de la evolución. Y ya tiene años, oye.

Eso de las teoría científicas es algo que por supuesto no ocurre con las ideas creacionistas, porque a estos, los hechos, simplemente, se la sudan.

Permíteme insistir: la Evolución es un hecho. Ocurre. Continuamente. La Teoría de la Evolución es una teoría científica que intenta explicar ese hecho.

Por mucho que, inexplicablemente, eso moleste hasta lo indecible a una panda de gente incapaces de pensar por sí mismos y que creen más en las interpretaciones que unos iluminados hacen de lo que pone un libro escrito hace dos mil años, que en lo que les dicen sus propios ojos.

Fran J. Saavedra dijo...

Paula, el creacionismo es una patraña más de las muchas que les hacen tragar a los que no quieren informarse detenidamente.

Creo que no me burlo en absoluto de ellos. Si te fijas, expongo claramente sus ideas y todo lo que defienden. No es mi problema que resulte tan absurdo, surrealista y a todas luces jocoso.

Ernesto, a tí no te digo más que agradezco el tiempo que te has tomado en leer el artículo y en elaborar un comentario tan interesante.

Con respecto a lo que comentas de que no descendemos de los simios. Es correcto. Al comienzo del párrafo ya lo digo tal como es, pero me tomé esa licencia para poder hacer la coña con la involución y la vuelta a los orígenes.

Saludos

Hastaloshuevosdeesteblog dijo...

El que escribe esto es un sunormal profundo. ¿Te has leido la biblia, idiota?

Los progres me dais asco

noelia dijo...

Para Hastaloshuevosdeesteblog: no creo que a nadie le haga falta leer la biblia porque es toda una invención de principio a fin. Se la inventaron para poder manejar a toda la humanidad.

Hace mucho rato que me cansé de la iglesia católica y sus tonterías. Incluso intentaron engañarnos a todos con eso del "diseño inteligente" como si ellos pudieran llevar una investigación científica real basada en la observación y no en el catolicismo.

Y por último, a ti te dan asco los progres porque tienen sus propias ideas, son capaces de pensar por si mismos y no necesitan de ningún cura que les diga lo que tienen que hacer, claro eso molesta que la gente ya no crea en gilipolleces y hagan su vida como quieran hacerla.

¡Viva Charles Darwin y los cojones que tuvo para hacer frente a la iglesia!

Ernesto dijo...

Fran, disculpas por el extensísimo comentario, pero es que eso de "es sólo una teoría" me pone de los nervios... :)

Menos Operación Triunfo y más Cosmos es lo que nos hace falta ;)

Fran J. Saavedra dijo...

Noelia, gracias por un planteamiento tan honesto y lógico para acallar el ruido que meten algunos.

Ernesto, todo lo contrario. Es un verdadero lujazo tener en el blog comentarios tan extensos y bien argumentados como el tuyo.

Saludos

sergio dijo...

La única iglesia que ilumina es la que arde. ¿Quienes han sido los mayores ladrones, saqueadores y asesinos de la historia?