La revolución empezará después del fútbol

Seguramente estarás al tanto del gran robo del siglo que los gobiernos están perpetrando a sus ciudadanos para regalarle dinero a sus amigos y amos los bancos. Curiosamente las entidades que más dinero ganan y más sisan a los ciudadanos son las primeras en ser socorridas.

Bueno, en el caso de España esta ayuda ya empezó hace tiempo con la aprobación de un impuesto revolucionario, que llamaron y llaman canon, para llenar las arcas de SGAE y demás compinches.

Ahora le toca el turno a los bancos que están recibiendo cantidades inmensas de dinero de todos para que puedan ser todavía más ricos y poder pisotear mejor a los ciudadanos. Pero creo que no hay que preocuparse mucho porque nuestro Gobierno seguro que ayudará a todos. Quizás como había tantos colectivos a los que ayudar, tuvieron la idea de meter en un bombo todas las profesiones e ir ayudando por orden a las que fueran saliendo. Por lo que parece, el primer colectivo en salir fue el de ladrones. En cuanto les ayuden y salgan de pobres, seguirán con el resto, supongo.

Si en estos tiempos de crisis te quedas en el paro, tampoco debes preocuparte mucho porque nuestros Gobierno lo tiene todo previsto y ayudará a todos. No sé el procedimiento que usarán y si tendrás que ir al INEM a buscar la ayuda o tendrás que ir a Hacienda o te darán esa ayuda en algún bar. No tengo ni idea, pero creo que están en ello para ayudar a todos.

Como supongo que estarán liados con tantas ayudas, si ves que pasa el tiempo y no llega tu ayuda, escríbele al Presidente. Como está ahí puesto para resolver los problemas de los ciudadanos, seguro que en cuanto reciba el E-mail se pondrá en contacto contigo para ayudarte.

Los políticos que administran nuestro dinero y los bienes públicos están para eso y para ello los votan, de modo que estará encantado de hacer la tarea para la que lo hemos designado todos los españoles.

Bromas aparte, lo que está ocurriendo es una ignominia tan grande que escandaliza, pero escandaliza sólo a los que entienden lo que está pasando. Mientras tengan anestesiada a la masa, podrán seguir su plan: Crear una élite de delincuentes que acumulen toda la riqueza y todo el dinero y su cohorte de lacayos en los Gobiernos y el resto del mundo convertido en algo así como esclavos o siervos de la gleba.

Esclavos con coches, pantallas de plasma, ordenadores y esas cositas accesorias, pero esclavos a fin de cuentas.

La idea es genial, desde luego. En las épocas más esclavistas de la historia los amos tenían que costear los traslados de los esclavos a sus plantaciones, su manutención y su acomodo, pero ahora han conseguido la cuadratura del círculo porque los esclavos ya llegan sólos en pateras o cayucos y ellos mismos se pagan los viajes, la comida y la vivienda. Antes los esclavos iban encadenados, ahora la nueva esclavitud es inalámbrica.

Subiendo artificialmente los precios de las cosas, han conseguido llevarse toda la tajada sin hacer nada, mientras el resto de la humanidad lucha por sobrevivir, por pagar la hipoteca cada mes, por pagar los libros de sus hijos, por poder llevar comida a la mesa o por no quedarse durmiendo a la intemperie.

Alguien ha intentado encontrar similitudes en la situación actual con la que desembocó en la Revolución francesa en 1.789, pero no cuenta con un par de datos fundamentales. Luis XVI y sus vomitivos dirigentes no contaban con las armas secretas de la televisión y el fútbol, verdaderos analgésicos de la población que la deja como mansos corderitos dispuestos a ser pisoteados con alegría un día más.

Además el común de los mortales de ahora mismo tiene ya bastantes preocupaciones en pagar la mensualidad del plasma, del coche o de la casa, como para tener tiempo para pensar en la posibilidad de crear una sociedad más justa y en la que todos tengan las mismas posibilidades.

La imagen del banquero junto a sus clientes hipotecados, la encontré en Webislam.

No hay comentarios: