¿ Y cómo titulo este post ?

Varias veces me han preguntado por qué tengo un blog y por qué pierdo el tiempo en mantenerlo. La respuesta casi siempre es la misma: porque me gusta.

Continuamente llegan noticias en torno a revoluciones que se materializan o no en el ámbito de los blogs, el periodismo, el 2.0, etc, pero todo eso me preocupa más bien poco.

Quizás el hecho de mantener más o menos vivo este blog me esté ahorrando una pasta en psiquiatras o psicólogos. No lo sé. Para mi es una forma de contar cosas que no sé si le interesarán a mucha gente o a poca, pero son reflexiones que pienso y que plasmo aquí.

A menudo me pregunto si le interesarán las opiniones de un tío como yo al resto de la gente. Soy lo suficientemente anónimo como para poderme permitir opinar de lo que sea con mi criterio o con mi forma de ver la actualidad, la historia, la tecnología o aquello que voy tratando.

Otras veces incluso pienso si el hecho de mantener este blog sea una forma de entrenamiento para seguir aprendiendo a escribir bien. Algo así como lo que hacen los deportistas para enfrentarse a los encuentros decisivos.

Sea como sea, aquí seguirás encontrando contenidos de todo tipo, más o menos trabajados, pero escritos con toda la ilusión, no para agradar a nadie o para obtener un beneplácito en forma de audiencia, lectores, enlaces, etc, sino para realizar un pleno ejercicio de libertad de expresión.

Quizás en este universo bloguero se esté empezando a endiosar a determinados autores que no hacen otra cosa que opinar a sus anchas sobre lo que les rodea. Son meras opiniones, como la mía. Yo suelo leer mucho y el contraste de unas opiniones con otras, es lo que, a veces, me da el punto de equilibrio entre lo que realmente es y lo que realmente no es.

Desde luego, no me negarás que estas líneas han sido un buen ejercicio de escribir mucho sin apenas decir nada.

La imagen la encontré en Picasa Web.

5 comentarios: