Los Inconformistas desvelan cómo se conceden las ayudas audiovisuales en Canarias


En una de sus primeras revelaciones nos cuentan y demuestran con datos, la forma tan curiosa que tiene la administración canaria para conceder las ayudas audiovisuales año tras año, con hechos tan absolutamente sospechosos como que los encargados de condeder esas ayudas son integrantes de las productoras que tienen la suerte de ser agraciadas con la lotería anual del sistema que padecemos.

A ver si en los próximos días nos cuentan cómo se crearon y quienes están al frente o en la sala de máquinas de algunas productoras montadas ad hoc para recibir la lotería de millones de la Televisión Canaria. Quizás la fiscalía anti corrupción se sorprendería de hasta donde se puede llegar aquí en nuestras maltratadas islas.

La imagen del juguete Cine Exin, popular hace algunos años en nuestro país, la encontré en Te acuerdas.

5 comentarios:

Conrado Beltrán (no tengo blog, pero quizás abra uno en el futuro) dijo...

Lo que cuentan es muy grave. No vivo en Canarias, pero tampoco te creas que en el resto del país las cosas son muy diferentes. Una cosa es la corrupción galopante y otra la corrupción light en forma de subvenciones manipuladas que recaen siempre en los amigos de turno.

Néstor Pérez dijo...

Yo si vivo en Canarias Conrado, y me temo que todo va como siempre, los de siempre y no se si para siempre.... a ver si despertamos y nos ponemos en pie de guerra, porque lo malo es que ya estamos tan acostumbrados que no nos sorprende en absoluto.

Un saludo,
Néstor

Fran J. Saavedra dijo...

Conrado, aquí lo que ocurre, pondría los pelos de punta a cualquiera. Este gobierno regional está llegando a cotas inimaginables hace tiempo.

Nestor, veo que tu observas, como un ciudadano normal, las cosas que yo observo y que esta realidad no la pueden cambiar los enchufados y bienpagados de algunos púlpitos mediáticos de Canarias.

Un abrazo a los dos

Anónimo dijo...

quienes son esos inconformistas.
fran, dinos algo anda.

Fran J. Saavedra dijo...

Ya me gustaría a mí saber quienes son. Prometo que en cuanto me entere, los lectores de este blog serán los primeros a los que les oculte sus identidades. Si ellos quieren publicar anónimamente, tienen todo mi respeto para hacerlo de esta forma.