Científicos norteamericanos logran que el cerebro de una polilla mueva un robot

Una vez más la ciencia vuelve a soprendernos con este importante avance científico en el campo de la robótica que abrirá las puertas a múltiples aplicaciones en el futuro.

Los protagonistas en este caso son investigadores de la Universidad de Arizona que han conseguido que el cerebro de una polilla conectada a electrodos pueda mover y dirigir un robot.

Una vez más se pone de manifiesto que la naturaleza es la principal fuente de inspiración para la ciencia en general y la robótica en particular.

La imagen del robot la encontré en Tendencias 21.

No hay comentarios: