Bloggers agricultores y bloggers cazadores

Desde que hace unos cuantos días, leí la reflexión de Quadricula sobre la coexistencia de dos tipos bien diferenciados de bloggers: los que se trabajaban los contenidos (agricultores) y los que se limitaban casi exclusivamente a copiar y referenciar contenidos (cazadores/reproductores), empecé a pensar y meditar sobre el tema y las conclusiones a las que he llegado son más bien decepcionantes. Cada vez hay más blogs, pero menos contenido. Mucho ruido, pero pocas nueces: Copias, de copias, de referencias, de vías y de contenidos vacíos.

Cuando me decidí a comenzar esta andadura en el blog, sabía que no podía competir en volumen de contenido, pero sí podía crear contenido propio. Ahora mismo, con la técnica del copy paste y de la referencia ad infinitum, podría escribir/copiar 100 noticias o incluso, más, pero ¿para qué serviría? Yo mismo me sentiría mal al hacer algo que no me gusta, no porque sea malo, sino porque desde hace tiempo pertenezco al grupo de los que desfilan, no de los que miran, de los agricultores, no de los cazadores/recolectores. Y estoy muy contento por ello.

He de confesarte que cada día que pasa leo menos blogs. Encontrar espacios con opiniones interesantes y argumentaciones que merezcan la pena, se está convirtiendo en algo así como buscar oro con un cedazo en medio de un río.

Si quiero saber algo sobre las últimas noticias, ya tengo los medios online que con plantillas más numerosas y personal dedicado a ello, se ocupan de mantenernos informados. Si quiero saber más de algún tema, tengo mil enciclopedias online, la Wikipedia y cientos de páginas con abundante información.

Estoy cansado de los blogs en los que lees entradas que se dedican a copiar contenidos de otros y no aportan absolutamente nada. ¿Estamos empobreciendo el universo de los blogs?

Cada uno es libre de hacer lo que quiera con su blog, pero reconozco poco mérito al hecho de copiar como un loco.

Cuando empecé hace más de tres años, rellené un vació que observaba en la prensa: Noticias y más noticias aderezadas con el sesgo de opinion de cada escudería o cuadra. Como llegó un momento en el que no me gustaban las opiniones por el sectarismo y la falta de rigor en la mayoría de los casos, empecé a opinarme yo mismo las noticias y el resultado es Crónicas de Esperantia.

Si en algún momento se me hubiera pasado por la cabeza, limitarme a copiar, referenciar y cazar o recolectar noticias, creo que no habría comenzado.

Ahora que afortunadamente las posibilidades que ofrece la red para opinar libremente son casi ilimitadas, aprovecha estas herramientas y aporta tu mensaje a la comunidad.

Arístóteles es reconocido por su gran obra, pero nadie recuerda al amanuense o amanuenses que se dedicaron a copiarla en los monasterios perdidos de la Edad Media.

Hay blogs muy buenos y blogs muy malos. Desgraciadamente los segundos son demasiado numerosos, pero te recomiendo que si tienes algo que decir lo digas, pero si sólo vas a contarnos lo que ya dicen otros, mejor, dedícate a otra cosa y deja de llenar de basura la blogosfera.

Es bueno referenciar y dar opciones para que los lectores amplíen la información que aportas, pero limitarse a copiar es aburrido e insulso.

La imagen de los bloggers cazadores la encontré en Bioética.

2 comentarios: