I love Internet Explorer

Si eres de los o las que deambulan habitualmente por este blog, habrás notado que en las últimas 24 horas hemos cambiado la plantilla, la apariencia y todo lo que ves normalmente al entrar a Esperantia.com y disfrutar o padecer sus contenidos. Fue algo alucinante, extraño, pero muy instructivo. Miguel me comentó que este blog no se podía visualizar con el magnífico navegador Internet Explorer :-)).

Al principio no me preocupe mucho. Pero comprendí que incluso en el siglo XXI existen personas abnegadas, sufridoras, masocas de diversos pelajes y otras hierbas que prefieren un programa que funciona rematadamente mal a otros que funcionan sin apenas errores. Y esas personas constituyen un gran porcentaje de los usuarios actuales de Internet.

Tras meditarlo un ratito, pensé que debía ponerme en su lugar porque hay que tener en cuenta que hay un buen número de usuarios que por vagancia, imposición, pasotismo o desconocimiento siguen usando esta perla de la navegación.

Lo primero que hice fue intentar bajarme el Explorer 7. Como no conseguí instalarlo a pesar de mis esfuerzos busqué una solución intermedia y me bajé el plugin IE Tab de Firefox que te permite ver en una pestañita como se ve una página en el Explorer de marras.

Pensé que sería cuestión de algún código perdido, pero la cosa pintaba mal. Había que aplicar cirugía de urgencia para evitar la hemorragia de visitas que se escapaban por las arterias y venas que conducen a este blog.

Sólo probablemente me hubiera cortado las venas a las primeras de cambio, pero no me desanimé como hizo el Liverpool en la final del 2005 de la Champions, que perdiendo por 3 goles en el descanso consiguieron empatar el partido y ganarlo en los penaltis.

Primero fue Juan Ramón el que me echó una mano en el quirófano al que se le unió Fran Trujillo como anestesista y a eso de las 5 de la mañana se incorporó Francisco Portero con el cambio de turno de los podcasters que como bien sabes, estamos las 24 horas a tu servicio.

Todavía se pueden apreciar algunas costuras y heridas en el blog y cositas que pueden parecer raras, pero estoy contento porque ahora ya me pueden ver en Internet Explorer.

Espero que Bill Gates o sus colegas se enrrollen de cara a las Navidades y me manden un jamoncito o algo de cava. Sería un detallazo por los esfuerzos.

Si eres una persona valiente y te van los retos y los deportes de alto riesgo, aquí puedes descargarte el flamante Internet Explorer 7 con el que podrás ver perfectamente este blog, aunque te aseguró que lo verás mucho mejor con Firefox.

La imagen la encontré en la página de Kenyamamoto.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El problema de IE es que no cumple los estándares. Es un dolor de cabeza, siempre tenemos que adaptarnos el. Y los que se bajen el IE7, fíjense si tienen su Windows original jeje.

Francisco J. Saavedra dijo...

Desde luego, Nicolás. Eso es lo malo, pero no tenemos más remedio que apechugar con ello. Lamentablente la mayoría de usuarios siguen padeciendo el Explorer, voluntariamente, según parece.

Un abrazo