¿Me habré contagiado de gripe aviar?

Fue esta mañana. Caminaba por una plaza y cuando alcé la vista, una bandada de palomas revoloteaba plácidamente mientras decidían si se posaban en el campanario de una iglesia o se decantaban por aterrizar en el triste suelo.

Tal como va evolucionando este culebrón de la gripe aviar no me extrañaría nada que ya estuviera contagiado por mirar a las aves.

Al principio empezó en Asia. Me refiero al principio de esta epidemia porque la gripe aviar, según decía un científico en algún programa que no recuerdo se conoce hace más de cien años. Después creo que fue la noticia que propagó alguna de estas organizaciones que se encargan de atemorizar al personal con datos cogidos con imperdibles. Estos colegas dijeron que la pandemia de gripe aviar acabaría con más de cien millones de personas. Seguimos hablando de la misma gripe, la aviar, la que afecta a aves, no a personas. El hecho de que haya unas sesenta o setenta personas que hayan muerto en un periodo de tiempo bastante amplio, no creo que sea para tanto. Según los científicos es bastante raro que la gripe aviar pase a humanos, pero no obstante se han comprado millones de vacunas.
La gripe aviar se contagia por el aire, por lo que comer aves o sus derivados no debería constituir mayor riesgo. Ahora ya andan recomendando que no se coman huevos ni se coma pollo. ¿Qué será lo próximo?

Conclusión: Si eres un pájaro, vacunate y no comas otros pájaros. (Aqui las aves rapaces lo tienen bastante crudo) Si eres un ave rapáz y tienes que cazar otros pájaros, hiérvelos antes o mantenlos al menos a 70 grados para matar el virus.
Si no eres pájaro, pero comes pájaros o sus huevos, pregúntales antes de cazarlos si han sido vacunados. Es mejor asegurarte antes.

Si eres humano, apaga la televisión, no leas periódicos, ni escuches emisoras de radio, come lo que te apetezca y vacúnate contra la gripe normal, la nuestra, la de toda la vida.

No hay comentarios: